Más Noticias

Cambio de postura en el Gobierno sobre el caso Maldonado

El Presidente reunió a los ministros de Seguridad y Justicia para evaluar el caso y analizar videos. Dos funcionarios irán hoy a Chubut

Mauricio Macri habló públicamente del caso Santiago Maldonado por segunda vez en pocas horas, reunió en la Casa Rosada a los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Germán Garavano (Justicia), analizó videos para evaluar el operativo de Gendarmería el 1° de agosto en Resistencia de Cushamen y dispuso el viaje a Esquel de Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos, para “ofrecer personalmente toda la colaboración” al juez federal Guido Otranto y el de Daniel Barberis -Director de Seguimiento de Causas de Violencia Institucional- para entregar la información del sumario interno a los gendarmes.

El Presidente decidió ejercer un rol más activo a más de un mes de la desaparición del artesano y unos días después de la manifestación en Plaza de Mayo que terminó con incidentes y represión de la Policía de la Ciudad. Otro hecho aceleró el giro: los estudios de ADN que determinaron que Maldonado no había sido herido por un puestero en una estancia del grupo Benetton, hasta el lunes la principal hipótesis del Gobierno.

Estoy preocupado y ocupándome todos los días”, aseguró Macri por la mañana, y al rato convirtió una reunión de seguimiento que estaba en agenda en una suerte de gabinete de crisis para pedir información y definir acciones. Bullrich llegó al Salón de los Científicos con todo su gabinete de Seguridad: los secretarios Eugenio Burzaco -del que depende Gendarmería- y Gerardo Milman, y Pablo Noceti, en el centro de los cuestionamientos por haber estado en la zona durante el operativo. Macri también convocó a Garavano y a Avruj, y asistieron Fernando De Andreis -Secretario General de la Presidencia- y los legisladores Luis Petri y Waldo Wolf, autoridades de la Comisión de Seguridad en Diputados.

“Colaboremos con la Justicia y sigamos el caso con atención, no nos distraigamos. Nosotros no tenemos nada que ocultar”, dijo en un momento Macri a los funcionarios, en línea con la estrategia de mostrar compromiso con la investigación y evitar subirse a la confrontación política que desató el caso. El Presidente decidió el viaje de Avruj a Esquel, para oficializar ante el juez Otranto el ofrecimiento que había anunciado Garavano la semana pasada, luego de reunirse con Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado. Incluirá poner a disposición de la querella los recursos y programas -como el de Protección a Testigos- de la Secretaría y el pedido de asistencia al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para supervisar la investigación con expertos internacionales.

También Barberis, el funcionario a cargo de los interrogatorios a los gendarmes que intervinieron en el operativo, irá a Esquel para entregar esa esa información al juez. “De los 73, no sólo de los 40 que participaron, también de otros 33 de destacamentos de la zona que no tuvieron actuación directa. El Presidente pidió aportar todo lo que tengamos”, dijo a Clarín uno de los asistentes a la reunión.

La posición más activa de Macri coincidió con el giro en ese punto: el Gobierno dejó de descartar una eventual responsabilidad de la Gendarmería en la desaparición de Maldonado. “Todavía no hay elementos pero es una de las hipótesis, no podemos ser necios. Hay pedidos internacionales para que se investigue en esa línea”, admitió uno de los funcionarios. En el Salón de los Científicos el Presidente pidió informes y analizó videos del operativo. “Muestran que se desarrolló con normalidad, al menos hasta las 18 horas cuando habría terminado”, dijo Garavano al salir, con Avruj los únicos que enfrentaron a la prensa. Ya desde la semana pasada el titular de Justicia tomó mayor protagonismo, con un discurso diferente a la fuerte defensa de Bullrich al accionar de la Gendarmería. Aun así la ministra fue respaldada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña: “Estamos muy contentos con su trabajo”.

La centralidad del caso en la agenda del Presidente fue tal que también se discutió en otra reunión, la de coordinación. Allí Macri, Peña y Rogelio Frigerio -ministro del Interior- acordaron convocar para hoy a los gobernadores de la región para coordinar acciones, tanto en los rastrillajes de la búsqueda como en el rol de la Gendarmería en esas provincias. Frigerio y Bullrich recibirán a Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Mariano Arcioni, vice de Chubut.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s