Pacto con Irán: El juez Bonadio decide si cita a indagatoria a Cristina Kirchner

El juez federal estudia el pedido que le hizo el fiscal Gerardo Pollicita que incluye la prohibición de salir del país y la inhibición de bienes

El juez federal Claudio Bonadio decidirá en los próximos días si acepta el pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita de citar a declaración indagatoria de varios sospechosos de encubrimiento de Irán en el atentado contra la AMIA, incluyendo la ex presidenta Cristina Kirchner. El pedido contiene la prohibición de salir del país y la inhibición general de los bienes de los acusados. El juez se tomaría entre dos y tres semanas para decidir si acepta este políticamente sensible pedido del fiscal. Antes, tiene que unificar la causa por la denuncia de Nisman con la de tradición a la patria, tal como le ordenó la cámara federal porteña. Entre las nuevas pruebas reunidas, Pollicita, se confirmó que después de una reunión entre el piquetero Luis D’Elía en el 2013 en las que se habló de intercambiar “granos por petróleo”, el entonces ministro de Planificación Julio De Vido se cruzó a la Casa Rosada a hablar con Cristina y luego ordenó a YPF abrir negociaciones petroleras con Irán. En base a un cruce de llamadas, descubrió que el celular del piquetero Luis D’Elía cuando hablaba con el representante iraní se activaba desde la antena que corresponde a la sede del gobierno. Paralelamente, el gobierno K mandó una delegación del Servicio de Sanidad Animal (SENASA) a Teherán para negociar acuerdos sanitarios y ordenó al entonces director general de Operaciones de la SIDE, Antonio Stiuso, dejar de investigar a Irán como autor intelectual del atentado.

En el dictamen, al que accedió Clarín, también figuran la ex procuradora general del Tesoro e íntima de Cristina, Angelina María Esther Abbona, D’Elía, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche, el ex espía inorgánico Ramón Allan Bogado, el ex fiscal Héctor Luis Yrimia y el referente iraní Jorge Yusuf Khalil. Además, están acusados el ex número 2 de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Juan Martín Mena, el diputado de La Cámpora Andrés Larroque, el ex secretario privado de Timerman Luciano Tanto Clement y los diplomáticos Holger Martinsen, Susana Ruiz Cerutti y Eduardo Zuain. Ruiz Cerutti –prestigiosa experta en derecho internacional- fue consejera legal y Zuain, vicecanciller de Timerman.

Pollicita pretende indagar a todos por encubrimiento agravadoal tratarse de un atentado que la Justicia ya consideró como un delito de lesa humanidad y que por lo tanto no prescribe. Tal como adelantó ayer en exclusiva Clarín, merced a nuevas pruebas Pollicita cursó la solicitud al juez reivindicando la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman poco antes de morir en enero del 2015.

El fiscal Pollicita dio por probado que hubo “un plan criminal”para favorecer a los iraníes, encontró nuevas pruebas y avanzó sobre la denuncia original de Nisman.

A partir de los dichos del ex embajador en Siria Roberto Ahuad, se da por probado que en enero de 2011 Timerman mantuvo una reunión secreta con los iraníes en Aleppo, Siria y que el objetivo del pacto con Irán fue, en realidad, dar de baja las alertas rojas que pesan sobre 5 iraníes acusados de ser los autores intelectuales del ataque a la mutual judía en 1994, que dejó 85 muertos. Los autores materiales, en tanto, fueron miembros de la yihad islámica del Hezbollah, del Líbano. Al testimonio de Ahuad se sumó el del ex cónsul en Siria, Carlos Pezzoni quien confirmó que días después de la cumbre de Aleppo, Timerman mandó a su secretario privado con “un sobre cerrado” para el canciller sirio y dijo que era para “continuar las conversaciones”. Luego en el 2012, Cristina hizo una puesta en escena en la ONU diciendo que había recibido un pedido de colaboración iraní para “engañar” a los familiares de los 85 muertos en el ataque y a la dirigencia de la comunidad judía. Entre los mails secuestrados en la Cancillería figura uno de Ruiz Cerutti en el que habla de una opción de constituir un tribunal en El Líbano para investigar el caso siguiendo el modelo del juicio por el atentado contra el avión de Pan Am en Lockerbie. Para el fiscal, es otro ejemplo de cómo se buscó sacar el caso de la jurisdicción de la justicia argentina y cómo se ocultó la negociación a Nisman, al contrario de lo que había hecho Néstor Kirchner que en una conversación con Irán incluyó al entonces juez del caso Juan José Galeano.

El fiscal revela que el 23 de enero del 2013 Timerman se reunió por segunda vez en secreto con su par iraní Alí Akbar en secreto en Zurich gracias a que se descubrió un pedido de reembolso de gastos del ex canciller. En la contabilidad de cancillería quedó registrado que Timerman presentó “un ticket del Hotel Marriott Zúrich con la aclaración manuscrita que reza consumo bar hotel canciller iraní”.En el dictamen se dice que el pacto “claramente respondía a los intereses de las autoridades iraníes y resultaba funcional al plan criminal mediante dos pilares fundamentales. Primeramente, se encargaría de brindar el instrumento adecuado para que las restricciones que afectaban la libertad de los acusados sean removidas, suspendidas o morigeradas, ello toda vez que mediante el ‘entendimiento’ entre ambos países, las circulares rojas emitidas por Interpol en orden a cinco de los ochos acusados iraníes por el atentado ya no tendrían razón de ser”.

Sobre las alertas rojas -que tanto les había costado conseguir a Nisman- y son el único elemento de presión sobre Irán, Pollicita dijo que Timerman “mintió reiteradamente” como, por ejemplo, cuando dijo que solo la Justicia podía pedir su levantamiento. Citó el caso de los activistas del buque Raiwow Warrior de Greenpeace cuyas alertas rojas fueron levantadas por un acuerdo entre los gobiernos de Francia y Nueva Zelandia presentado ante Interpol. Y confirmó que quiere que declare el ex director de Interpol, Ronald Noble, quien poco después de la firma del pacto mandó una sospechosa carta a Timerman afirmando que no se iban a levantar esas advertencias internacionales. Pollicita dice que Noble “no tiene inmunidad diplomática” como alega Interpol y puede ser citado a declarar. Luego subraya que las alertas rojas fueron flexibilizadas con una advertencia que se les agregó: que había una negociación diplomática en marcha. Y lo peor que ahora Irán se niega a retirar ese banner de las alertas alegando que se firmó el pacto en el 2013.

En segundo término, el acuerdo disponía la creación de la denominada “Comisión de la verdad”, la cual estaba “llamada a cumplir un rol central con miras a exculpar a los imputados de nacionalidad iraní, introduciendo para ello una hipótesis distinta a la sustentada por la justicia argentina con la finalidad de redireccionarla y para lo cual fue facultada a emitir recomendaciones que significarían una afectación a la investigación llevada a cabo por el Poder Judicial y, en consecuencia, atentarían contra el sistema democrático y republicano de nuestro país”.

Sobre la creación de una hipótesis distinta a la iraní en la investigación del atentado, carga la supuesta responsabilidad sobre el ex fiscal Yrimia y el ex espía Bogado a quienes les atribuye haber intentado crear la pista falsa de “los fachos locales”, es decir acusar a ex carapintadas como autores intelectuales del ataque.

“Este proceder espurio por parte de las autoridades de ambos países ─dice el fiscal─ escondía como finalidad un acercamiento que apuntaba a intensificar las relaciones a nivel de Estado a Estado, siendo que las implicancias de la causa AMIA y las acusaciones que la justicia argentina había formulado hacia los nacionales iraníes como autores del atentado se presentaban como un obstáculo.” El pormenorizado dictamen, de 240 páginas, finaliza: “Los imputados acordaron la rúbrica del instrumento cuestionado, el cual, según quedará demostrado, lejos de procurar justicia estaba destinado a obstruirla e impedirla, siendo en realidad el medio escogido por los gobiernos involucrados para materializar el plan de encubrimiento que buscó brindar ayuda para dotar de impunidad a los acusados de nacionalidad iraní imputados por el atentado a la sede local de la AMIA”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s