Más Noticias

MACRI VOLVIÓ A CARGAR CONTRA LAS “MAFIAS EXTORSIVAS” SINDICALES

Ante empresarios de la construcción dijo que cada kilómetro de ruta le sale US$ 700.000 menos al Estado. Máxima tensión con la CGT

Lo que cambia es el contexto. Mauricio Macri cerró por su segundo año consecutivo desde que es Presidente la Convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción. Como hace 12 meses, el Jefe de Estado, en un escenario calcado, en el auditorio del hotel Sheraton de Retiro, volvió a hablar de corrupción.

Resultado de imagen para PATA MEDINA

El año pasado había alertado a los empresarios para que la obra pública dejara de ser “sinónimo de estafa”. Esta vez, como en sus últimas intervenciones volvió a apuntar contra una parte del sindicalismo. “Queremos terminar con cualquier practica extorsiva que intente poner en jaque a los argentinos que quieren crecer. Queremos que no haya más impunidad, sea quien sea y especialmente de algunos que simulan defender a los trabajadores”, sostuvo el mandatario que fue interrumpido por una ola de aplausos.

En el mismo escenario, el secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez, de excelente relación con la Casa Rosada escuchaba y asentía a pocos metros del Presidente. Las definiciones del Jefe de Estado se inscriben en el marco de la detención del jefe de la seccional de La Plata del gremio, Juan Pablo “Pata” Medina y mientras el interés de Comodoro Py y de parte del Ejecutivo se fija en otros sindicalistas con causas abiertas. El Presidente reconoció a la porción del gremialismo “fuerte y sano” que sigue defendiendo el interés de los trabajadores.

Resultado de imagen para GERARDO MARTINEZ CAC

También hizo un tiro por elevación a la gestión kirchnerista y subrayó los 700 mil dólares menos que le cuesta al Estado construir un kilómetro de ruta según los números del ministro de Transporte, presente en el acto. Macri señaló a los gobernadores con quienes debe discutir en un futuro cercano la reforma tributaria que el Gobierno impulsa, cuando le pidió a la Cámara que señalen la necesidad de que los recursos del Fondo Nacional de Vivienda (FONAVI) no se utilicen para gastos corrientes. “Para que los institutos de vivienda dejen de ser un aguantadero de la política”, alzó la voz el Presidente antes de recibir nuevos aplausos.

Resultado de imagen para PATA MEDINA

Las palabras fueron casi las mismas que hace un año, pero -otra vez- cambió el contexto. En 2016, “el plan de infraestructura más importante de la historia argentina” pese a que los números económicos y los del sector generaban preocupación e incertidumbre. Esta vez no hablo de despachos de cementos. Ahora, la construcción experimenta un crecimiento sostenido desde hace seis meses empujado por la obra pública y la construcción de vivienda que empuja el crédito hipotecario, un detalle que Macri remarcó. “Es un sector clave para el futuro de los argentinos. La construcción lleva un semestre de crecimiento por encima del 10 por ciento todos los meses”, dijo. Un rato antes, el ministro del Interior Rogelio Frigerio había calificado al sector como el motor de la recuperación económica y del empleo.

Los empresarios lo ovacionaron otra vez como a uno de los suyos. Macri se siente parte de esa familia, de la que su padre fue uno de los máximos exponentes. “No estoy viejo sino que arranqué muy pibe acá”, bromeó. A diferencia del año pasado, su primo Angelo Calcaterra ya no controla IECSA, que vendió en medio de las denuncias cruzadas por el soterramiento del Sarmiento y la mega causa (por ahora sin resultados en la Argentina) Odebrecht. Nicolás Caputo -el “hermano de la vida” del Presidente- sigue al frente de su constructora y obtuvo las licitaciones para construir dos centrales eléctricas. Los banners de la empresa de “Nicky” esta vez fueron menos visibles que hace un año.

Resultado de imagen para NICOLAS CAPUTO

En tono proselitista y con la disciplina comunicacional que caracteriza al PRO, el Presidente invitó a los empresarios -y al resto de los argentinos- a ser la “generación” que resuelva el problema de la vivienda. “Estamos a días de una elección para que reconfirmemos la convicción con que hemos tomado este rumbo”, sostuvo antes de abandonar el hotel para regresar a Olivos donde seguiría el desarrollo del partido de la Selección.

Más oficialista que el Presidente y sus ministros -que desfilaron durante toda la jornada- sonó el presidente de la Cámara Gustavo Weiss, que precedió al Jefe de Estado. “Su gobierno se ha propuesto el restablecimiento de los ideales republicanos, la salida del populismo y el regreso a Occidente de donde nunca deberíamos haber salido”, sentenció. Otra vez, por supuesto, hubo aplausos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s