Más Noticias

Macri, “Messimaníaco”: “El que lo discuta ahora, no existe”

El Presidente siguió en la quinta de Olivos el partido durante el cumpleaños de su hija Antonia. Euforia en el gabinete

Más de 30 funcionarios comían ravioles en el quincho de la residencia de Olivos, alborotados y ansiosos, y con una butaca reservada para Mauricio Macri.

Pero el Presidente tenía otros planes: prefería refugiarse en la intimidad de su familia para ver el partido.

No sólo porque admitía estar muy nervioso. También porque festejaba el cumpleaños número 6 de Antonia.

Macri abandonaría su sillón en el entretiempo, ya con el 2 a 1 parcial. Cruzó la casa para intercambiar comentarios con los miembros de su Gobierno. Ingresó eufórico y dijo: “El que ahora discuta a Messi no existe”.

La clasificación al Mundial fue un desahogo para la Casa Rosada.

“En Argentina se respira fútbol. No hubiera sido bueno para el humor social quedar eliminados”, admitía antes del encuentro uno de los funcionarios clave.

Por eso, cuando el brasileño Anderson Daronco pitó el final, en Olivos se gritó como en la cancha: “Nos vamos a Rusia, la puta que lo parió/nos vamos a Rusia, la puta que lo parió”. Los funcionarios saltaban y se abrazaban.

El partido había puesto al macrismo en estado de tensión durante toda la jornada.

Horacio Rodríguez Larreta comía ayer al mediodía una tarta de puerros en un local de la remodelada terminal de trenes de Retiro. El jefe de Gobierno estaba inquieto por saber si se había confirmado la formación de la Selección y como nadie le daba certezas empezó a rastrear datos en su celular.

“Y, si no vamos al Mundial, Macri va a tener que renunciar”, bromeaba.

Estaba seguro de que el arco se iba a abrir para Argentina y buscaba quitarle trascendencia a la altura de Quito, pese a ser un futbolero de alma, lo mismo que Diego Santilli, su coequiper en la Ciudad, con el que compartía la mesa.

En los pasillos de la Casa Rosada se vivía con dramatismo la posibilidad de quedar marginados de la máxima competencia. Todos los comentarios del día aludían al duelo con Ecuador y tenían tono futbolero.

“El Presidente se va a instalar solo en Olivos”, adelantaba uno de sus principales colaboradores. Un miembro del Gabinete se ocupaba de decirle al resto que no olvidaran ninguna cábala.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s