Más Noticias

Aníbal Fernández habría gastado $19 millones con tarjeta de crédito

Es una denuncia de la UIF que también revela conexiones societarias entre familiares y excolaboradores del exjefe de Gabinete

DYN38, BUENOS AIRES 03/02/2016, EL EX JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, ANIBAL FERNANDEZ, PARTICIPA DE LA REUNION DEL PJ. FOTO:DYN/PABLO AHARONIAN.

La Justicia investiga por supuesto lavado de dinero a un grupo de empresas que hicieron operaciones millonarias y que tiene vínculos societarios indirectos con Aníbal Fernández y sus familiares y si es cierto que el ex jefe de Gabinete K hizo gastos por 19 millones de pesos con una tarjeta de crédito corporativa de la Confederación Argentina de Hockey sobre Césped (CAH). En la última declaración jurada de bienes que presentó como funcionario en 2015, Aníbal F. afirmó tener una fortuna total de 4.466.503 pesos pero ese grupo de empresas hizo operaciones de compraventa de inmuebles, títulos públicos y vehículos por cifras mucho mayores.

En declaraciones a Clarín, Aníbal Fernández negó tener testaferros o empresas controladas por terceros y dijo que con la tarjeta de la CAH “no recuerdo haber gastado un centavo, a lo sumo algún pasaje aéreo y gastos de hotel para acompañar a las selecciones”.

anibal

Fuentes judiciales revelaron a Clarín que un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) y otras pruebas indican cómo su actual pareja, Silvia Zavala, su ex esposa María del Carmen Barreiro, su hijo Facundo y ex funcionarios de sus equipos en el Gobierno habrían participado de supuestas maniobras de lavado de dinero. El informe y las nuevas pruebas fueron incorporados recientemente a una causa en que el juez federal de Lomas de Zamora y el fiscal de La Plata Guillermo Ferrada quienes investigan al ex candidato a gobernador bonaerense por supuesto enriquecimiento ilícito. El fiscal había pedido a la UIF –que dirige Mariano Federici- un informe de operaciones financieras sospechosas de 29 personas y empresas vinculadas al ex funcionario. La causa se inició por un anónimo cuando a Aníbal le robaron un Audi y un fiscal quería saber si estaba declarado en su patrimonio y luego fue ampliada por distintas denuncias de la diputada Elisa Carrió con el asesoramiento de Mónica Frade.

Un capítulo aparte son los gastos con una tarjeta de crédito American Express que la CAH autorizó a Aníbal Fernández en su carácter de ex presidente de esa asociación entre el 2013 y 2016. Siempre según las fuentes, esa tarjeta registró consumos por más de 14.625.000 y anticipos de pagos por otros 4.900.000 pesos entre el 2013 y 2016. Según las fuentes, por ejemplo en julio de 2015 registra “un pago de 186 mil pesos” y él figura como “el único autorizado a usarla”. En el informe solo se enumeraron consumos relevantes de más de 40 mil pesos. Otro punto llamativo es que siguió usando esa tarjeta en el 2017 cuando ya había renunciado luego de que en el mundial de Londres las Leonas se negaron a saludarlo.

Para la UIF resulta llamativo que la empresa Laveco le haya comprado dos parcelas de terreno a Aníbal por 100 mil dólares y sea contratista del Estado. Los dueños de esta empresa a su vez conforman las firmas Quitral Com y Route SA. Todas tienen domicilio en Reconquista al 300 en Bernal, fueron creadas por la misma escribana y serían “empresas en marcha”, es decir constituidas recientemente.

Por otra parte, Aníbal entregó células azules a su hijo Facundo, a su ex esposa Barreiro y a dos empleados del Senado de la Nación Octavio Moscatelli y Héctor García para manejar un Audi Q3, una Toyota Hilux, un Volkswagen Tiguan y un Audi A4. A su vez, Barreiro registra 6 operaciones inmobiliarias en los últimos 4 años por más de “3.700.000 pesos”, una de ellas en el fideicomiso Puerto Madero Siete.

Otro de los ejes del informe es la empresa Carlos Morel SRL que tiene como socios a Barreiro y a Eduardo Gatti quien fue director de Administración de la secretaría General de la Presidencia cuando al dirigía Aníbal Fernández. Más tarde, Gatti pasó a integrar también la firma Palo Verde, propietaria de una estación de servicio en Adrogué, junto al hijo del ex jefe de gabinete. También es socio de Morel una supuesta hermana de Aníbal, Lidia Fernández y Héctor Meton, ex coordinar de Relaciones Institucionales del INAES y titular de la Mutual para la Integración y Desarrollo Social, que funciona en “un local en desuso de Berazategui”. Según Aníbal, Morel SRL “nunca funcionó”

Por su parte, la actual pareja de Aníbal, Silvia Zabala, es directora de Hábito de Lectura que compró la histórica librería Ghandi, junto al hijo del ex ministro y el ex presidente de Quilmes, Daniel Razzetto, quien además es socio fundador de Searen que sería titular de un departamento que ocupaba en puerto Madero el ex vicepresidente Amado Boudou.

Según las fuentes, el informe de la UIF sostendría que Zabala le vendió un terreno en Pinamar por 500 mil dólares al empresario Fernando Torretta, quien sería dueño de una FM en Quilmes. Pero Torretta también está vinculado a la empresa Biotransgen SRL, AEC y Radiodifusora Los Ceibos.

A su vez, Facundo Fernández integra la empresa 125 Producciones SA de Quilmes, Hábito de Lectura y Biotransgen. Esta última tiene como socio a la mano derecha de Aníbal y ex secretario administrativo en todos los cargos que ocupó entre el 2002 y el 2016, José Gaincerain. Facundo, Torretta y Gaincerain hicieron compras cruzadas de inmuebles. Las fuentes dicen que el informe contiene más datos pero ahora le corresponde la la Justicia comprobar el alcance de su contenido.

Fuente: Daniel Santoro para Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s