Más Noticias

Macri, de gira por Rusia: Encuentro con Putin y en busca de inversiones

El Presidente se encuentra con 18 empresarios y con Vladimir Putin. Hay interés de empresas por producir fertilizantes en la Argentina

Cuando Mauricio Macri mire por la ventanilla hoy del avión al aterrizar en esta ciudad verá sólo oscuridadnieve y unas luces amarillentas del alumbrado público moscovita. Esa es la postal que ofrece el aeropuerto Sheremetyevo después de las 3 de la tarde en esta época del año. Ayer todavía nevaba.

El Presidente se alojará desde esta tarde, que más bien será noche, en el hotel Ritz-Carlton. Al otro día arrancará a primera hora una serie de reuniones de trabajo que forman parte de una gira que lo llevará también a Davos y París en búsqueda de inversiones.

El puntapié de mañana ocurrirá en un salón del segundo piso del hotel donde el Presidente se hospeda y será desde las 9. Unos 15 minutos antes ya lo estarán esperando a Macri unos 18 empresarios, todos ellos rusos. La cita durará una hora y media. Luego, más tarde, acudirá con su esposa y primera dama, Juliana Awada, a participar de la ceremonia de inauguración de la Plaza República Argentina. Y por la tarde, ya en el Palacio del Kremlin, mantendrá una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El Gobierno apuesta con esta visita a cerrar más negocios con Rusia y aumentar el superávit comercial bilateral. El saldo de la balanza registró un superávit de 153 millones de dólares a favor de Argentina en los primeros once meses de 2017, lo que implicó un aumento de 130% en comparación al mismo período anterior. Macri busca ampliarlo.

El Presidente estará acompañado en la reunión con los empresarios rusos de una comitiva con perfil económico. Además del canciller Jorge Faurie, estarán el ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, y el de Energía, Juan José Aranguren. También el embajador argentino en Rusia, Ricardo Lagorio.

¿Qué firmas y de qué sectores pidieron ver a Macri mañana? Entre otras Biocad (Biotecnología), Gazprom (Energía), Gazprombank (Banco), Phosagro (Agroquímica), Rosatom (Energía Nuclear), Sinara (Inversiones), Uralkali (fertilizantes), y Vnesheconombank (Banco Desarrollo). Una de las claves de esta vista a Moscú sería PhosAgro y su CEO, Andrey Gurev. Se trata de una empresa rusa que busca proveer de fertilizantes al país. “No tenemos fósforo y es un insumo clave para reponer los nutrientes del suelo”, explica Etchevehere. La mayor parte del comercio bilateral argentino-ruso tiene que ver con el sector agrícola-ganadero.

Aranguren, por su parte, escuchará el interés de empresas rusas por invertir en Vaca Muerta y en el tendido eléctrico para transportar la energía que calcula Argentina producirá y necesitará trasladar a la industria.

Macri será recibido en el aeropuerto por el vicecanciller Sergei Ryabkov, un director de protocolo ruso, el propio Lagorio y el embajador de Rusia en Argentina, Viktor Koronelli. Llegará en un vuelo privado desde Frankfurt, se trata de un avión alquilado para hacer los tramos europeos de esta gira. Cuando baje de la nave en Moscú habrá una ceremonia con honores que será breve: hace dos días que nieva y para mañana anuncian unos 10 grados bajo cero a eso de las 6 de la tarde que sería cuando aterrice el Presidente. Macri y su esposa se subirán entonces a un BMW 7 blindado que son los autos oficiales rusos. La comitiva irá en dos vans. El gobierno de Putin paga el hotel de la comitiva argentina y aporta también los vehículos.

A Rusia llegaron también los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Hugo Passalaqua (Misiones). Del viaje también participarán Juan Manuel Urtubey (Salta) y Horacio Rodríguez Larreta. Pero estos dos últimos van directamente a Davos, Suiza, donde mañana arranca el Foro Económico Mundial. Macri llegará allí el miércoles.

El Presidente tendrá unos 40 minutos de viaje en auto desde Sheremetyevo al Ritz-Carlton, dependiendo del tráfico. La autopista del aeropuerto al centro de Moscú luce como la Richieri pero nevada a los costados, circundada de monoblocks, de Fiat 125 de cuando la URSS se asoció a la firma italiana y en un momento se ve el estadio del Dínamo, acaso primer testimonio desde que se baja uno del avión de que aquí en seis meses habrá un Mundial. Cuando se llega al centro de Moscú el paisaje cambia completamente. En las vidrieras sólo se ve capitalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s