Más Noticias

Dujovne dijo que recibió elogios de la economía argentina

El ministro señaló que los inversores confían en que se cumplirá el esquema de reducción del déficit fiscal: “Seremos minuciosos”, dijo

-¿Cómo fue su agenda por estas horas aquí en Davos?

Estuve con bancos internacionales y ministros de Economía de distintos países, entre ellos, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin. Hoy desayuné con empresarios en la casa Argentina y acompañé al Presidente en reuniones durante todo el día.

-Ustedes tienen un plan de metas fiscales, ¿qué le preguntan los inversores al respecto?

Cuando uno viaja afuera en general lo que uno recibe son elogios a la política económica de la Argentina. En general no recibimos grandes dudas o cuestionamientos. Ni sobre la política fiscal ni sobre la política antiinflacionaria.

¿Pero no preguntaron sobre la evolución, sobre las perspectivas de las cuentas fiscales?

En lo fiscal diría que no tienen dudas acerca de lo que va a ocurrir. La Argentina va a cumplir las metas y si así lo hace es solvente, estabiliza su deuda y ésta empieza a bajar. Los rendimientos de la deuda argentina están en un mínimo histórico contemporáneo. No podría ocurrir si los inversores no creyeran que Argentina está en una trayectoria solvente.

¿Por qué entonces esas tasas no se acercan más a la de los vecinos y se achica el spread con ellos?

La Argentina no sólo entró en default en 2001, hubo otro en 2014. La historia crediticia es muy importante y eso es básicamente lo que nosotros no podemos solucionar. Depende mucho de la política macroeconómica, pero hay un componente que es el tiempo. El último default nos va a seguir jugando en contra por un tiempo.

¿Pero no preguntaron sobre la evolución, sobre las perspectivas de las cuentas fiscales?

En lo fiscal diría que no tienen dudas acerca de lo que va a ocurrir. La Argentina va a cumplir las metas y si así lo hace es solvente, estabiliza su deuda y ésta empieza a bajar. Los rendimientos de la deuda argentina están en un mínimo histórico contemporáneo. No podría ocurrir si los inversores no creyeran que Argentina está en una trayectoria solvente.

¿Por qué entonces esas tasas no se acercan más a la de los vecinos y se achica el spread con ellos?

La Argentina no sólo entró en default en 2001, hubo otro en 2014. La historia crediticia es muy importante y eso es básicamente lo que nosotros no podemos solucionar. Depende mucho de la política macroeconómica, pero hay un componente que es el tiempo. El último default nos va a seguir jugando en contra por un tiempo.

¿Hay un policía bueno con los gobernadores que es Frigerio y usted el malo sobre el cuidado de las cuentas fiscales de las provincias?

Seremos muy minuciosos, exhaustivos e inflexibles con el cumplimiento de los acuerdos con los que llegamos en diciembre. Una cosa es ser graduales y otra cosa es ser laxos fiscales. Si la economía crece 3% por año y la ley de responsabilidad fiscal se cumple como fue redactada, después de haber bajado el gasto público del 42% del PBI al 40% este año, seremos ser capaces de llevarlo al 33% en 2023. Si hacemos eso vamos a haber eliminado el déficit fiscal, los impuestos distorsivos y entonces seremos un país capaz de competir con el resto del mundo de manera competitiva. La aplicación del programa fiscal, el cumplimiento de todos los acuerdos es crucial para que la Argentina recupere la solvencia fiscal.

¿Cómo lo harán?

Hay mecanismos muy específicos establecidos tanto en el pacto como en la ley de responsabilidad fiscal. Quienes no cumplen con el pacto no reciben su parte correspondiente al fondo federal solidario. Pero no solo que no lo reciben sino que sí se reparte entre quienes sí lo cumplen. Además están las autorizaciones para emitir deuda y las transferencias a las provincias que no son solo los ATN porque el Gobierno Federal tiene $ 130.000 millones de transferencias a las provincias entre gasto de capital y corriente. Ahora, esto último depende en cierta medida del cumplimiento del pacto fiscal que establece que las transferencias de las provincias son parte de la discrecionalidad que usará el Gobierno.

¿Esto los gobernadores lo tienen claro?

Esta vez se va a cumplir. Por un lado estamos hablando del gasto primario que no puede crecer más rápido que la inflación o del empleo que no puede hacerlo más que el crecimiento vegetativo de la población. Por el otro lado tenemos una tabla de alícuotas máximas de ingresos brutos que deben cumplirse. Fijénse que el primer compromiso de las provincias era eliminar las aduanas interiores que se estaban aplicando a la Argentina por el cobre de ingresos brutos. Esto ya no existe más. Fue el primer impacto de la aplicación del impacto fiscal aún cuando hay provincias que no lo pasaron por sus legislaturas porque están de vacaciones. Nota al pie: estas provincias no están recibiendo ni el fondo solidario de la soja ni la compensación que tuvieron por la derogación del artículo 104 del impuesto a las Ganancias. Eso muestra las claras que esta vez va en serio. Este pacto fiscal se va a cumplir.

Hubo reformas que quedaron en el camino como la laboral, ¿Cuánto afecta tu hoja de ruta estas reformas que no salieron?

Estamos en un proceso continuo de reformas. Cuantas más pasemos más pensamos que vamos a crecer y empleo generar. Evidentemente uno quiere que las cosas salgan más rápido. Pero también sabemos que hay un tiempo. Tenemos minoría en ambas cámaras. Estamos convencidos que la reforma laboral servirá para tener menos litigiosidad en Argentina y crear más empleo. Si el Congreso elige ir más despacio tendremos un mercado laboral menos fuerte y menos sólido.

¿Qué pasará con las transferencias de fondos específicos a las provincias?

Tenemos muchísimas funciones que corresponden a las provincias como salud, educación, seguridad, vivienda, programas de salud alimentaria. Se ejecutan en las provincias y con fondos nacionales. Hay que tener una discusión madura como se transfieren fondos a las provincias para evitar duplicar tareas. Hay que diseñarlo y hacerlo gradualmente para volverlo más eficiente.

Después del cambio de las metas de inflación, ¿siente que la paritaria de este año es más especial si quieren bajar la inflación?

Todas las metas han sido especiales cada año. Cuando uno está en un proceso de desinflación evidentemente la política inflacionaria es bastante dependiente de lo que ocurre con los acuerdos salariales. En 2017 la manera que encontraron los sectores públicos y privados negociando adelante fue la cláusula gatillo. Eso tenía un beneficio muy claro que era mirara para adelante y un costo que genera más inercia e indexación. Si pudiéramos ir quitándonos de encima la clausula gatillo y de acuerdos nominales para más adelante creo que sería más fácil el proceso de desinflación porque quitaríamos indexación a la economía

¿Cómo ve la suba del dólar?

Tenemos tipo de cambio flotante, a veces se aprecia y otras se deprecia. Es absolutamente natural, normal. Acostumbremosnos. Estoy convencido que es el sistema adecuado para la Argentina que nos preserva que los shocks generen aumento de la tasa de desempleo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s