Más Noticias

Señal al Peronismo: Uñac recibió a Frigerio en San Juan

El Gobernador peronista y el ministro del Interior de la Nación se vieron luego de varios cruces meses atrás

Que Sergio Uñac sea de Boca y Rogelio Frigerio de River, y que se hayan visto horas después del clásico futbolero, sirvió para que la charla entre el gobernador peronista y el ministro macrista, arranque de un desencuentro -la previsible cargada del visitante- para que, lo que vino después, haya sido pura cordialidad.

El ministro viajó a San Juan, escoltado por casi todo su gabinete, para participar del Consejo Federal de Vivienda, entidad que nuclea a todos los organismos provinciales de ese rubro, y programó un mano a mano que se tenían pendiente con Uñac, un gobernador que la Casa Rosada veía muy bien, idilio que se rompió cuando el sanjuanino rechazó la reforma previsional.

Ayer tuvieron una larga charla a solas, luego sumaron a sus equipos y más tarde se mostraron juntos en la reunión del Consejo de Vivienda. Cada uno se llevó su medalla: Frigerio porque Uñac no estará en la juntada unionista del PJ en San Luis; el sanjuanino porque le hicieron promesas de obras para la provincia.

En verdad, Uñac había avisado antes que no iría a la juntada de La Pedrera: arguyó problemas de agenda y dijo que mandará a Emilio Baistrocchi, su ministro de Gobierno, y a Luis Rueda, dos de sus espadas políticas. Un punto intermedio entre no ir pero tampoco pegar el faltazo.

Frigerio tiene un objetivo y un mandato: impedir que el peronismo logre una amalgama entre el PJ moderado, más amigable, y los sectores más duros y opositores. Uñac había empezado a girar, con gestos y señales, hacia ese ala más rebelde y combativa. Frigerio quiere evitarlo.

El sanjuanino aplica, a la vez, la regla primaria de los gestores: que la buena relación con la Casa Rosada repercuta en beneficios para la provincia. Frigerio anunció viviendas. Igual, el ministro tuvo su foto política con dirigentes de Cambiemos, los rivales domésticos de Uñac.

Frigerio blandió, además, una de las cartas que la Casa Rosada pretende que sea de alto impacto en estos meses: su programa de Vivienda, que gestiona Iván Kerr, ahora ascendido a secretario, que lo acompañó en la presentación ante las autoridades de las provincias.

Ante los integrantes del Consejo, Frigerio detalló su plan que incluye el Sistema de Gestión de Beneficiarios (SIGEBE), una “base única y objetiva de aspirantes a viviendas sociales o a créditos del ProCreAr de acceso público que nos va a permitir un seguimiento detallado de cada adjudicatario”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s