Más Noticias

Guiño de Trump: EE.UU. le quitó el arancel al acero a Argentina

La relación de seguridad y la integración económica entre ambos países fueron los puntos incluídos en el acuerdo logrado

El presidente estadounidense Donald Trump explicó por qué la Argentina quedó excluida –por el momento— de la aplicación de tarifas globales a la importación de acero y aluminio a Estados Unidos que entró en vigencia a partir de las 0 horas de hoy. La Casa Blanca señaló, entre varios motivos, que Washington tiene “una importante relación de seguridad” con nuestro país.

Trump anunció ayer al mediodía que a la Argentina, junto con la Unión Europea, México, Canadá, Corea del Sur, Australia y Brasil, no se le iba a aplicar por ahora los aranceles del 25% para el acero y 10% al aluminio que le cobrará al resto del mundo. Las naciones mencionadas son las que apelaron la decisión de Trump y esgrimen que no son una amenaza a la seguridad de los Estados Unidos, el principal argumento de Washington para lanzar esa medida global.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca a la medianoche de Buenos Aires, el gobierno de Trump explica que seguirá analizando el caso de Argentina y por eso por ahora no le aplicará tarifas. Señala, por primera vez, los motivos: “Estados Unidos tiene una importante relación de seguridad con Argentina, que incluye el compromiso compartido de apoyar mutuamente temas de seguridad nacional en Latinoamérica, particularmente la amenaza por la inestabilidad en Venezuela; nuestro compromiso compartido de afrontar los excesos globales de capacidad de producción de acero; la inversión recíproca en nuestras respectivas bases industriales y la fuerte integración económica entre nuestros países”.

El comunicado de Casa Blanca aclara que “el 1 de mayo el presidente decidirá si las excepciones a esos países continuarán, en base al estatus de las discusiones”. Aclara, además, que Trump “retiene su autoridad de modificar las tarifas, remover las suspensiones o suspender a países adicionales”.

Al día siguiente de conocida la decisión de Trump, hace 15 días, el presidente Mauricio Macri se comunicó con el estadounidense para pedirle que la Argentina quede fuera de la lista.

El secretario de Comercio Miguel Braun y el embajador en Washington Fernando Oris de Roa, visitaron a funcionarios de la Oficina del Representante del Comercio (USTR en sus siglas en inglés) y luego a al secretario de Comercio Wilbur Ross. Los argentinos plantearon que nuestro país no representa una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.

Los pedidos de Argentina se extendieron en Buenos Aires al secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Las negociaciones continúan. La Cancillería argentina presentó ayer formalmente al gobierno de Trump el pedido de excepción. En su misiva, destacaron, entre varios temas, “la cooperación en defensa y seguridad entre ambos países y también los varios mecanismos institucionales para abordar asuntos económicos, como el Acuerdo Marco de Comercio e Inversión bilateral. Asimismo, remarca la fuerte relación comercial entre los dos países y destaca el importante superávit que favorece a los EEUU, superávit que se vería significativamente incrementado por la restricción a la importación de productos de acero y de aluminio desde la Argentina”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s