Más Noticias

Gioja improvisó un acto en la puerta de la sede del PJ

El expresidente del PJ se mostró con referentes partidarios. Llamarán a un Congreso en mayo

Un fantasma alimentó la solidaridad del peronismo con José Luis Gioja, el “intervenido” jefe del PJ. No fue la endeblez del fallo de María Romina Servini de Cubría sino un pánico bien mundano: que Luis Barrionuevo, se dedique a intervenir uno o varios PJ provinciales.

Ese riesgo tuvo un efecto: aunque solo se arrimó un gobernador, el puntano Alberto Rodríguez, Saá, la mayoría de las franquicias locales del peronismo se alineó con Gioja.

La tesis más febril que circuló entre intendentes soplaba que el gastronómico ordenaría la intervención del PJ bonaerense, que preside Gustavo Menéndez, para poner al frente a Eduardo Duhalde.

Gioja aprovechó ese rumor y reunió en un local que Julio Pereyra le prestó en San Telmo (supo llamarse “Casa Néstor Kirchner”) a buena parte de los presidentes y vices de los PJ: de la tucumana Beatriz Rojkés al pampeano Rubén Marín, del santafesino Ricardo Olivera al entrerriano Sergio Urribarri y al riojano Luis Beder Herrera.

Hubo un oportuno llamado de Duhalde a Daniel Scioli.

– Daniel, yo quiero decir que no estoy de acuerdo con la intervención.

– Eduardo, justo estoy con Gioja, te paso con él.

Hablaron unos minutos en los que el ex presidente le aseguró que no tenía nada que ver con el fallo de Servini y que escoltaría a Barrionuevo en la intervención.

Luego se acordó la apuesta política más potente: convocar a un Congreso partidario para el 18 de mayo para ratificar a los integrantes del consejo que comanda Gioja.

Para esa fecha, especulan cerca de Gioja, el fallo de Servini habrá tropezado en la Cámara Electoral. Tras la apelación de Patricia García Blanco, la jueza tiene 5 días para notificar y resolver. Como temprano, para fin de la próxima semana el expediente llegará al tribunal que comparten Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera.

En el búnker de San Telmo estuvieron los intendentes Fernando Gray, el tigrense Julio Zamora, Verónica Magario y el concordiense Enrique Cresto y Juan Manuel Abal Medina en nombre del Evita. Pablo Moyano, junto a Omar Plaini, se despegaron de la aventura de Barrionuevo. “Es cierto que veníamos jugando juntos en la CGT pero con esto nada que ver”, dijo el adjunto de Camioneros ante la mirada de Andrés Rodríguez (UPCN) y de Antonio Caló (UOM).

Luego enfilaron hacia la sede del PJ, que está vallado por la policía. En la esquina de Irigoyen y Matheu, Gioja, Magario y Menéndez hablaron desde una pequeña tarima ante decenas de militantes. Parrafadas contra Mauricio Macri y la acusación de que el fallo lo digitó Olivos.

Ese acto callejero clausuró el periodo de resistencia que arrancó la mañana del martes cuando Gioja se instaló en la sede del PJ que recién abandonó doce horas más tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s