Más Noticias

Por el FMI, el Gobierno posterga la reforma tributaria

El paquete fiscal incluye medidas duras: recorte fuerte de la obra pública y el gasto. La ANSeS venderá acciones de compañías

La Casa Rosada estudia postergar las rebajas impositivas y extender en el tiempo la aplicación de la reforma tributaria. Se trata de una de las medidas bajo estudio para reforzar los ingresos fiscales y cumplir con las metas del FMI.

El paquete incluye todos los impuestos que bajan en un plazo previsto de cinco años. Ahora se podrían suspender las rebajas y extender el “ gradualismo”. Se evalúa el impacto de la medida y también el costo político de anular una promocionada reforma: Mauricio Macri anunció con bombos y platillos la reducción de tributos.

También se volvió a analizar un tema sensible: suspender por un tiempo la rebaja en las retenciones al campo. El Presidente, hace un mes, desechó la propuesta: “No vamos a tocar las retenciones”. Fue cuando Gustavo Lopetegui propuso la idea: los libros de economía recomiendan la medida.

Pero los números no cierran y la necesidad fiscal reabrió el debate. El tema volvió a estar en estudio. El propio titular de la Sociedad Rural lo admitió en la última reunión del Grupo de los 6. Daniel Pelegrina dijo frente a los lideres empresarios: “A mí me dijeron que no las tocan, pero si necesitan el dinero lo van a hacer”.

La postergación de la reforma tributaria ya esta negociada con el Fondo Monetario. En los documentos –aún secretos– se asume el compromiso. El texto dice que Argentina reafirma su deseo de bajar impuestos distorsivos. Pero agrega contundente: “Podríamos extender el período de implementación de algunas de estas modificaciones (de la reforma tributaria vigente) si fuera necesario para alcanzar nuestras metas fiscales”.

El paquete fiscal incluye medidas duras: recorte fuerte a la obra pública. Gustavo Weiss, jefe de la Cámara de la Construcción, advirtió por el impacto. Y además incluye otra bomba financiera: la ANSeS venderá acciones de las compañías privadas que tiene en su poder.

Se trata de una de las medidas comprometidas y que involucran un fuerte volumen: cerca de US$ 10.000 millones. Esta posibilidad fue uno de los motivos “extra” que profundizó la caída bursátil del miércoles negro. La otra fue la versión sobre un inexistente impuesto y un tema insistente: muchos analistas dicen que el acuerdo con el FMI será difícil de cumplir.

La economía entrará en recesión. El BCRA y el Ministerio de Hacienda elaboraron un informe para el Presidente. Ese texto confirma que habrá dos trimestres seguidos de caída en la actividad y que podría repuntar a fin de año”. El desgastante retroceso que sufrió la economía, provocó muchos pases de factura en el interna del Gabinete. Luis Caputo y Nicolás Dujovne desplazaron en las preferencias de Macri a Lopetegui y a Mario Quintana.

A ambos se los culpa de liviandad y falta de previsión frente a la crisis que deterioró al Gobierno. La dupla “mis ojos” no advirtió la crisis y fue –en marzo- la que instaló el slogan “ lo peor ya pasó”. Igual, en los círculos de poder el tema es otro: la fuerte interna en la mesa de decisiones mas íntima del Presidente. Marcos Peña tiene un enfrentamiento con la dupla María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Ambos Jefes distritales del PRO -Buenos Aires y CABA- culpan y responsabilizan al jefe de Gabinete, Marcos Peña, de los graves errores que cometió el Gobierno durante la crisis.

Las diferencias ya vienen desde hace tiempo, pero la corrida cambiaria e inflacionaria acentuó las desavenencias. La disputa tiene –a diferencia del peronismo– “estilo Pro” y por lo tanto no es pública ni escandalosa.

Peña disputa espacios de poder con Vidal y Rodríguez Larreta. En su entorno hay “gurkas” que critican a la gobernadora porque aumenta su popularidad en base al desgaste del Ejecutivo nacional. En la Casa Rosada disgustaron los reclamos públicos que hizo Vidal para “controlar los precios”. Dicen que actuó para diferenciarse de Macri porque también tuvo una caída en las encuestas. La “dupla distrital” sostiene que la Jefatura de Gabinete abusó del “autismo” político y culpa a Peña de tener una visión excesivamente optimista.

Para ambos, esa falta de realismo llevó a la Casa Rosada a reaccionar tarde y a cometer traspiés que agrandaron los problemas económicos.

Vidal y Rodríguez Larreta le plantearon sus diferencias al Presidente.

Fue a mediados de mayo, unos días antes del vencimiento de las Lebac. Ambos, en esa reunión, cuestionaron la idea de dividir las decisiones económicas en múltiples ministerios y recomendaron concentrar las definiciones en pocos funcionarios.

También sugirieron la idea de abrir el cerco político y desandar la decisión de ahuyentar a dirigentes valiosos de la Casa Rosada. Ahora, la disputa se centra en nuevos cambios de Gabinete. La dupla empuja un gesto de austeridad y un recorte general de ministerios.

Peña se resiste.

Para eso, dice que tiene un apoyo clave: se escuda en el propio Macri.

Fuente: Marcelo Bonelli en Diario Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s