Más Noticias

Se entregó la viuda de Daniel Muñoz, el exsecretario de Néstor Kirchner

Carolina Pochetti es una pieza clave a partir de la que la Justicia quiere recuperar 70 millones de dólares. Su marido falleció en el año 2016

Tras permanecer prófuga durante tres días, Claudia Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, el ex secretario privado de Néstor Kirchner señalado como su “valijero”, se entregó este martes y quedó a disposición del juez Claudio Bonadio.

El magistrado había pedido la captura de la mujer el viernes luego de que su colega Luis Rodriguez rechazara un pedido en ese sentido del fiscal Carlos Stornelli, considerando que con un embargo de 10 millones y una prohibición de salir del país contra Pochetti y sus socios era suficiente.

La viuda del ex secretario de Néstor Kirchner había negociado sin éxito el lunes su entrega ante el juzgado, donde había solicitado ser trasladada a una prisión especial, remarcando que en Ezeiza, donde se encuentra la cárcel para mujeres, no había instalaciones como los pabellones de corruptibilidad que existen en los penitenciarios para hombres. Esto fue denegado por Bonadio y este mañana Pochetti se entregó.

El jueves pasado, la Sala II, integrada por los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun, había hecho lugar a una queja del fiscal Stornelli y anulado así una decisión del juez Rodríguez, que había rechazado un pedido de congelamiento de cuentas bancarias en los Estados Unidos el llamado a indagatoria de los imputados y sus detenciones.

Elizabeth Ortiz Municoy, una socia de Pochetti, fue detenida en Mar del Plata.

Antes de que el juez Rodríguez decida dictar la prisión preventiva, Bonadio ordenó su detención el sábado.

Si bien la viuda de Muñoz está imputada en una causa que tiene Rodríguez, para la Justicia hay pruebas suficientes para “sospechar que la procedencia de estas millonarias sumas de dinero podría rastrearse en la actividad que, según versiones directas, llevara adelante Muñoz” en el marco de la estructura de cobro de sobornos que investiga el juez Bonadio, y donde dio por probada la existencia de una “asociación ilícita conformada en el seno del poder político y empresarial, tendiente a percibir dinero ilegítimamente a través de sistemas de recaudación en que el nombrado pudo haber tenido un rol importante”.

En la misma causa fueron detenidos en Mar del Plata Elizabeth Ortiz Municoy, socia de Pochetti, y Sergio Todisco, uno de los posibles testaferros de Muñóz que selló un acuerdo con el fiscal Stornelli como imputado colaborador.

Aún permanecen prófugos Carlos Gellert y Perla Puente Rosende -radicados en Estados Unidos- y a Carlos Temístocles Cortez, quien también viajó hace algunos días a Estados Unidos.

Según creen en Comodoro Py, la detención de Pochetti es clave para intentar recuperar unos 70 millones de dólares provenientes de la recolección de coimas. objetivo de recuperar cerca de 70 millones de dólares.

La Justicia considera que la viuda de Muñóz pudo haber repartido esos millones de dólares entre familiares y testaferros que adquirieron lujosas propiedades en Miami y Nueva York, entre otras ciudades.

Una de las varias visitas de Cristina Kirchner a Comodoro Py. (Federico López Claro)

Pochetti, que nació en Neuquén pero vivió buena parte de su vida en Río Gallegos, es hija de Stella Maris Blanco y sobrina del ex gobernador de Santa Cruz Daniel Peralta.

La relación con Muñoz comenzó en 2007 y en 2011 se casaron, poco tiempo después de que el ex secretario del matrimonio presidencial se alejara del gobierno, denunciado por presunto enriquecimiento ilícito.

Carolina Pochetti ya había sido denunciada en 2011. En esa oportunidad, la entonces titular de la Coalición Cívica de Santa Cruz Mariana Zuvic la incluyó, y también a Muñóz, en la denuncia contra Daniel Peralta, por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Muñóz, secretario de los Kirchner entre 2003 y 2009, murió el 25 de mayo de 2016, el mismo día que se cumplían 13 años de la llegada al poder de Néstor Kirchner.

Números bajo sospecha
En la causa se obtuvieron informes oficiales de otros países, como los Estados Unidos, de organismos locales argentinos, de datos entrecruzados por la UIF y de otros procesos penales, que permiten “sospechar que los imputados habían conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar convertir, transferir, administrar, vender, disimular y/o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados en hechos de corrupción sistemática y organizada”.

Estos delitos se encuentran vinculados a la causa donde Cristina Kirchner fue procesada como jefa de la asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales, conocida como los cuadernos de las coimas. Según el fiscal Stornelli la finalidad de la estructura organizada y en la que habría participado Pochetti, era “convertirlos (los fondos) e integrarlos al sistema formal con apariencia de licitud”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s