Más Noticias

River – Boca. Macri está enojado con los responsables del operativo

El Presidente quería dejar atrás la superfinal entre River y Boca para enfocarse en el G20. Máxima tensión con el Gobierno de la ciudad

Preocupación, bronca, tristeza y al final algo de alivio. Mauricio Macri pasó el fin de semana en Chapadmalal y atravesó esas sensaciones con las sucesivas postergaciones del River-Boca por la violencia en la tarde del sábado. El Presidente transmitió su enojo por el fallido operativo de Seguridad, aunque con el cuidado de no quedar involucrado en las decisiones vinculadas al partido ni a posibles desplazamientos de funcionarios en los próximos días. “Muy caliente, pero al margen”, resumió la posición un funcionario que se mantuvo en contacto con el jefe de Estado.

Ya en la cuenta regresiva del G20, en las primeras horas del domingo dominaba en el Gobierno la ansiedad por superar de una vez la definición de la Libertadores sin incidentes tanto en el Monumental como en lo que siguiera después, los festejos del ganador y eventuales reacciones de los hinchas del perdedor.

La nueva postergación de otra manera también bajó la tensión para “concentrarse” ya de lleno en la organización de la cumbre, admitieron funcionarios del área. La Casa Rosada buscó despegar la final de la llegada de los líderes más importantes.

Para Macri hubo otro motivo puntual de alivio, en línea con el objetivo de tomar distancia de la suspensión que otra vez dejó al descubierto las fragilidades organizativas desbordadas por la violencia: las palabras de Horacio Rodríguez Larreta en las que asumió que la seguridad estaba a cargo del Gobierno porteño. “La responsabilidad del operativo es de la Policía de la Ciudad, donde colaboraron fuerzas federales”, aseguró pasado el mediodía, una vez que se había confirmado que el partido se jugará en diciembre.

A esa altura la interna entre Nación y Ciudad ya había sumado otro capítulo con la exposición potenciada de la final, esta vez con pases de factura por el ataque al micro con el plantel de Boca: de un lado apuntaron a la policía porteña conducida por Martín Ocampo, del otro señalaron que esa zona dependía de Prefectura, dirigida por Patricia Bullrich.

Macri transmitió su disgusto por esa disputa y “satisfacción” por la aclaración de Rodríguez Larreta, que de paso diferenció la seguridad del G20 y remarcó que en ese caso dependerá de Nación y su administración prestará colaboración, a la inversa del duelo por la Libertadores.

Macri había dado un paso en falso cuando pidió habilitar el ingreso de visitantes a los dos partidos y luego debió dar marcha atrás. “Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz”, había expresado el Presidente, con el respaldo de Bullrich y el rechazo de Ocampo y los titulares de los clubes, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio.

“Ni el Presidente ni el resto del Gobierno estamos involucrados en las decisiones. Esto es algo de Conmebol, River, Boca y la Ciudad. Nos informan todo el tiempo, pero somos espectadores privilegiados”, dijo a Clarín un alto funcionario. Macri pasó el fin de semana en Chapadmalal, con su mujer Juliana, su hija Antonia y amigos. En la tarde del sábado y la mañana del domingo habló e intercambió mensajes con Marcos Peña, Rodríguez Larreta, Fernando De Andreis y Ocampo, entre otros.

Más allá de la bronca inicial, el Presidente también tomará distancia de las posibles salidas de los responsables, desde Ocampo al secretario Marcelo D’Alessandro y el jefe del operativo Horacio Marot. “Va a esperar las investigaciones, no va a salir ahora a pedir castigos sin saber lo que pasó”, desestimaron definiciones en las próximas horas.

Rodríguez Larreta pidió un sumario interno -lo llevará adelante la Oficina de Transparencia y Control Externo, bajo la órbita de Ocampo- para evaluar el rol de las fuerzas de seguridad. “Es una decisión de Horacio. Si él nos pide una opinión se la vamos a dar o cuando la tome lo vamos a apoyar”, insistieron con tomar distancia en la Casa Rosada, aun sin descartar desplazamientos más adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s