Más Noticias

Los motivos que separan a Mauricio Macri del movimiento empresario

Por MARCELO BONELLI.- Entre los temas que generaron distanciamiento están los cuadernos de las coimas

El presidente Mauricio Macri en la 24 conferencia de la Unión Industrial Argentina. Fotos Emmanuel Fernández

Por Marcelo Bonelli –para Clarín

El movimiento empresario espera un inminente fallo de la Cámara Federal que corrija varias decisiones en la investigación de los cuadernos de la corrupción

Los hombres de negocios insisten en que los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi tienen redactado un borrador del fallo y que podrían introducirse cambios en las imputaciones a constructores e industriales.

La versión tuvo una confirmación en la propia Casa Rosada, donde muchos empresarios protestaron por la “pasividad” de los funcionarios ante las denuncias que provocaron un tembladeral en los grandes holdings. Fuentes oficiales comunicaron a los hombres de negocios lo siguiente: “Va a haber un fallo satisfactorio”.

Extraoficialmente en la última reunión de la Unión Industrial se comentó la cuestión. Daniel Funes de Rioja, en la intimidad, dijo: “Desde la Rosada insisten en que se esperan correcciones por parte de la Cámara Federal”.

El mensaje concreto de la Casa Rosada fue el siguiente: la Cámara va a ratificar el conjunto de la investigación –incluido el procesamiento de Cristina– pero podría modificar el de varios empresarios.

Ambos jueces tienen excelente diálogo con el poder. Pero un límite concreto: los testimonios y los pagos que se hicieron.

El jueves en la Cámara de la Construcción –la entidad más golpeada– se decía: “El fallo es inminente. Antes de la Navidad”. Techint, Angelo Calcaterra y la familia del Presidente, Eurnekian, Juan Chediak, entre 100 grandes empresarios, están expectantes.

La principal expectativa de cambio se centra en la carátula que utilizó el juez Claudio Bonadio para procesar a todos por igual: dijo que todos integran una asociación ilícita y, por lo tanto, puso en un plano de igualdad a los funcionarios que pidieron coimas, con los empresarios que abonaron sobornos.

Los hombres de negocios aspiran a que la Cámara les saque –por lo menos a algunos– la tipificación de ser “miembros de la asociación ilícita” que comandaba Cristina. Este sería el paso previo para pedir ser desprocesados o culpados por un delito menor, como cohecho.

Este jueves, Gianfranco Macri fue frontal en su declaración en la Justicia. El hermano del Presidente presentó un escrito, pero también respondió preguntas de Bonadio.

Gianfranco, en Tribunales, frente un interrogatorio light, afirmó: “Nunca ejercí ningún cargo directivo en Autopistas del Sol y durante el período investigado estuve abocado a un desarrollo inmobiliario personal”.

El tribunal le preguntó por Autopistas del Oeste: “El grupo Socma, ni nadie de la familia Macri a título personal tuvo relación con esa empresa”. El escrito tiene 11 carillas y su texto se concentra en explicar la participación de la familia Macri en Autopistas del Sol.

Primero, deslinda responsabilidades y dice que Sideco se quedó con un porcentaje minoritario de la sociedad en junio del 2001. También detalla que la compañía quedó en manos de la española Abertis Infraestructura.

Según el escrito, Florentino Pérez, el actual presidente del Real Madrid, tiene el 49,06% de las acciones de la Panamericana.

Por eso, en el mundo petrolero surgió una infinidad de versiones. El actual titular de YPF trabajó con la constructora ibérica.

Pero esas asociaciones serían faltar a la verdad: Miguel Gutiérrez estuvo en Autopistas del Oeste y no en las del Sol, y fue presidente hasta octubre del 2004.

Gutiérrez dejó la compañía porque precisamente Néstor Kirchner pidió su cabeza. Fue a través de Julio De Vido, tanto en Autopistas del Oeste, como en Telefónica.

La sobrerreacción había estado vinculada a que Gutiérrez –en un precoloquio de IDEA – pidió en público que el kirchnerismo otorgue a las inversiones seguridad jurídica. El poder político logró su objetivo: Gutiérrez se fue y nunca más pudo trabajar en Argentina, hasta que Mauricio Macri lo convocó a YPF.

La cuestión de los cuadernos es uno de los temas que generó distanciamiento fuerte entre los hombres de negocios y la Casa Rosada.

Pero no el único. En las últimas semanas hubo reacomodamientos frente al Gobierno.

La UIA encabezó la arremetida. Su titular Miguel Acevedo –un hombre negociador y que ama el bajo perfil– salió con los tapones de punta.

Así lo dijo: “El Gobierno no tiene un plan productivo y tiene récord de inflación”.

Acevedo logró el aval de toda la cúpula fabril el martes. La UIA tiene un informe demoledor: este año perdió 40.000 puestos de trabajo. Cristiano Ratazzi fue el único que le salió al cruce : “Yo creo que vamos por el camino correcto”. La dureza descolocó a otras entidades: CAME no reacciona, a pesar de representar al sector más castigado por la recesión, como las pymes.

La pasividad de su conducción obedece a ciertos compromisos políticos con la Casa Rosada. Fue el ex ministro Francisco Cabrera el que metió presión directa para desplazar a su antigua conducción. Dijo que lo hizo por pedido directo de Macri.

El malestar general de los hombres de negocios obedece a tres cuestiones concretas.

La primera de ellas, a que las grandes compañías han perdido mucha plata durante la gestión de Cambiemos.

Algunos holdings, un 40 % de valor bursátil y otros evalúan preservar su patrimonio con convocatorias de acreedores. Hay versiones de una importante firma de la alimentación.

En Wall Street también despotrican contra la Argentina. Perdieron cifras millonarias con los bonos y la corrida cambiaria.

Esta situación hace que no baje el riesgo país: nadie quiere hacer apuestas fuertes y, por lo tanto, los bonos argentinos no suben. Los informes confidenciales de los bancos de inversión así lo dicen y también insisten en otra cuestión: afirman que la estrategia electoral de Jaime Durán Barba abre la posibilidad de la vuelta de Cristina y el populismo.

El otro factor que distanció al establishment de Macri, está vinculado al tema de los cuadernos. Muchos hombres de negocios critican la total prescindencia de la Casa Rosada en el tema. No piden que Macri se meta en la Justicia, pero sí que busque una forma de circunscribir la crisis.

La investigación tuvo un alto costo productivo. Incluso, generó mucho fastidio la versión de que el Presidente vio cierta revancha personal cuando se enteró de algunos empresarios procesados.

Ahora se trata de corregir: la versión que emitió la Casa Rosada sobre el inminente fallo de la Cámara apaciguó los ánimos.

También entre los hombres de negocios hay cierta decepción por el manejo que Cambiemos hizo de la economía: repitió todos los errores de anteriores gestiones y terminó con un feroz plan de ajuste: tasas por las nubes y récord de presión tributaria.

Dante Sica, el ministro de la Producción, conoce ese clima. Pero admite que no tiene poder para cambiarlo.

Sica fue consultado por una cuestión que preocupa a los industriales: la tensión en la relación entre Jair Bolsonaro y Macri.

La ausencia del Presidente en la asunción presidencial en Brasil no se debe a las vacaciones de Macri.

Existe otra cuestión de fondo: Macri le quiere devolver con la misma moneda, al desplante que Bolsonaro le hizo, al no venir a la Argentina.

En juego hay mucho. Brasil es el principal socio y Bolsonaro quiere aplicar la tradicional política proteccionista. Pero además, ambos compiten por otra cuestión estratégica: quién de los dos es el referente de Washington en América latina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s