Más noticias

Ponce: “Nos proscribieron porque ganábamos”

El referente de la UCR, Miguel Ponce bajó su candidatura en solidaridad con sus compañeros Julio Bárbaro y Campolongo

El culebrón de impugnaciones en el lavagnismo encontró un final definitivo. Luego de semanas de tensiones y conflictos internos, un fallo de la Cámara Nacional Electoral le dio la razón al precandidato presidencial de Consenso Federal (CF), Roberto Lavagna, y revocó la lista de precandidatos porteños que encabezaban Julio Bárbaro, que se postulaba para senador nacional, y Carlos Campolongo, para diputado, con miras a competir en las PASO del 11 de agosto contra la lista de Marco Lavagna.

En una reunión en el local lavagnista de Cerrito y Paraguay, unos 70 miembros de la lista Progresistas resolvieron no apelar el fallo ante la Corte Suprema y no criticar a Lavagna para no perjudicar a CF y al resto de los candidatos de las listas. “Hasta acá llegamos”, dijo Bárbaro.

Pero en privado se escucharon críticas al precandidato presidencial. “Fuimos proscriptos”, dijo Sergio Abrevaya, hombre cercano a la jefa del GEN, Margarita Stolbizer. Por la noche se trabajaba en un comunicado con ese tono. Fin de la novela.

La Cámara Electoral, que integran Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera, le dio la razón a la junta electoral de CF, que el 24 de junio último había rechazado la lista por errores formales, de tiempos, y falta de avales en la tramitación de la presentación.

Los damnificados recurrieron a la Justicia Electoral y la jueza electoral, María Servini de Cubría, convalidó la lista. Pero el lavagnismo apeló y la Cámara señaló ayer que la junta electoral tenía razón en su rechazo y revocó el fallo de Servini.

La ahora caída lista Progresistas llevaba a Bárbaro como candidato a senador por la ciudad, a Campolongo como diputado, y al radical disidente Miguel Ponce como jefe de gobierno porteño. Se proponía enfrentar en las PASO de agosto a la lista Consenso para el Futuro, que postula a Ramiro Marra como senador, a Marco Lavagna como diputado y a Matías Tombolini como jefe de gobierno porteño.

Desde el sector de Lavagna confiaron a la nacion que ahora buscarán acercar posiciones con los miembros de la lista impugnada porque “son buenos compañeros”.

La entrega por capítulos del conflicto lavagnista había registrado ayer otro pico de tensión. Servini de Cubría habilitó anteanoche a la lista Progresistas a adherir su boleta a la del propio Lavagna. Este era otro conflicto paralelo: luego de que Servini había convalidado la lista Progresistas, Lavagna había apelado ese fallo ante la Cámara y además le impidió a Progresistas adherir su boleta a la boleta presidencial.

Por eso Servini habilitó ayer la adhesión a la boleta presidencial, lo cual hizo festejar a Progresistas por unas horas, pero por la tarde la Cámara Electoral resolvió sobre la anterior apelación de Lavagna y sorprendió con la decisión de revocar el fallo de Servini, con lo cual la lista de Progresistas se cayó y ya no tenía sentido el fallo de Servini sobre la adhesión, que por otra parte también fue apelado por Lavagna.

Cerca de Lavagna fundamentaron la insistencia del precandidato en impedir la presentación de la lista opositora en que hubo compromisos internos originales en el frente Consenso Federal: en Salta y Jujuy se debía encargar el gobernador salteño y precandidato a vicepresidente, Juan Manuel Urtubey. En Santa Fe, la lapicera la tendría el socialismo, que lidera el gobernador Miguel Lifschitz. En la provincia de Buenos Aires lo harían el lavagnismo, el sector del jefe gastronómico Luis Barrionuevo y la jefa del GEN, Margarita Stolbizer. Y en la ciudad de Buenos Aires, el encargado de confeccionarlas iba a ser Marco Lavagna.

El principal argumento de Progresistas consistía en el artículo 6° del acta constitutiva de CF que se comprometía a aceptar todas las listas de precandidatos que quisieran competir en las PASO. Luego de que Servini habilitó la adhesión a la boleta presidencial, Lavagna dijo a la radio FM Latina: “No quiero que (Miguel) Ponce compita, ya que no es lo que representa al partido”.

Fue el punto de más tensión. La cuenta de Twitter de Progresistas replicó: “Parece que Roberto [por Lavagna] no se enteró de que el sistema democrático y representativo se basa en el voto de la gente y no en el capricho o el interés familiar de un precandidato a presidente. Nuestra lista la integran miembros fundadores de la alianza”, Ponce insistió: “Roberto, ¿te puedo corregir”?: Consenso Federal es un frente, no un partido”. Pero al final del día la Cámara le dio la razón a Lavagna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s