Más noticias

José Alperovich, el representante tucumano en el Congreso que más gasta por mes

Los diputados y senadores de la provincia dijeron en sus declaraciones juradas que precisaron entre 2.700 y 13.100 dólares para cubrir erogaciones mensuales

La tormenta cambiaria y la devaluación “golpearon” el nivel de vida de los diputados y senadores tucumano. Aún con esos reveses, los representantes de la provincia en el Congreso de la Nación dijeron que necesitaron entre U$S 2.700 y U$S 13.100 para llegar a fin de mes en 2018 (los montos aparecen en la moneda estadounidense para mitigar el impacto de la inflación).

El senador José Alperovich (PT) informó las mayores erogaciones mientras que la diputada Beatriz Ávila (PJ) expuso los consumos personales más austeros, según las declaraciones juradas correspondientes al ejercicio anual anterior presentadas en la Oficina Anticorrupción de la Nación (OA). La diferencia guarda relación con el patrimonio: la fortuna de Alperovich equivale a casi 780 peculios de la diputada. Los formularios de la OA revelan que, en promedio, un diputado gastó U$S 3.500 ($ 136.000) por mes el año pasado mientras que esa cifra alcanza los U$S 4.810 ($ 187.000) si se incluye a los senadores.

Sólo Alperovich, Ávila, José Cano (UCR-C), Facundo Garretón (PRO-C) y José Fernando Orellana (PJ) expusieron que sus erogaciones en pesos aumentaron por encima de la inflación. Pero los consumos medidos en dólares cayeron, con la excepción de Ávila y de Garretón. El análisis comparativo presenta tres casos particulares. En primer lugar, la declaración jurada de la senadora Beatriz Mirkin (PT) estipula que esta no hizo gastos en 2018, dato que, según esa parlamentaria, obedece a un error contable que rectificará cuanto antes (Mirkin detalló consumos por $ 108.000 mensuales en 2017).

En segundo término hay que precisar la situación de Gladys Medina (PJ), que el año pasado había incurrido en la misma equivocación de Mirkin. La falta de subsanación impide saber si en 2018 consumió más o menos que en 2017. Por último consta el caso de Alicia Soraire (FPV), cuya manifestación de bienes no está disponible en la OA. A mediados de este mes Soraire había dicho que presentaría los números “a la brevedad”. El plazo para entregar las declaraciones juradas a la OA venció el 31 de julio pasado.

Con un incremento interanual del 255,5%, Garretón quedó posicionado como el legislador nacional que más incrementó sus consumos en 2018. Esta suba va de la mano del aumento que experimentó el patrimonio del diputado: en el mismo período, pasó de $ 40,6 millones a $ 1.317,5 millones como consecuencia de la venta de su emprendimiento tecnológico (esa operación colocó a Garretón en la punta del ranking de bienes).

Una ecuación decisiva

El gasto personal alude a las sumas globales empleadas para el mantenimiento propio y del grupo familiar a cargo. Ese rubro comprende desde la alimentación, el transporte, el vestido, la salud, el entretenimiento, la educación y los costos fijos de la vivienda hasta el turismo y la beneficencia. Esta producción refleja los aportes que los diputados y senadores declararon que hicieron individualmente puesto que los consumos y otros datos de los cónyuges o parejas no son de acceso libre (desde 2013 forman parte de un anexo reservado). Por esa razón, los números exteriorizados por los legisladores nacionales tucumanos sólo representarían una parte del gasto familiar. Para obtener la fotografía completa habría que determinar qué contribuciones hicieron a la economía familiar, por ejemplo, la ex senadora Beatriz Rojkés de Alperovich o el intendente Germán Alfaro, esposo de la diputada Ávila.

El análisis de bienes, ingresos y egresos de los funcionarios públicos sólo puede ser practicado respecto de quienes prestan servicios en el orden nacional puesto que en Tucumán impera el secretismo desde hace 46 años por disposición de la Ley 3.981 de 1973. El “salto” a la liga política de Nación permitió detectar que el hoy gobernador Juan Manzur había expuesto un gasto mensual de $ 300.000 en 2009 -equivalente a U$S 75.000 según la cotización de esa época-, año en el que juró como ministro de Salud de la ex presidenta y candidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Nadie pudo superar todavía ese nivel de erogaciones.

Más allá de ofrecer una idea aproximada sobre el estilo de vida de los funcionarios, la prueba de los gastos informados es clave para justificar los incrementos patrimoniales registrados en cada ejercicio porque el patrimonio inicial más la renta equivale al patrimonio final más el consumo.

Justamente porque integran una ecuación, los gastos suelen estar sujetos a vaivenes llamativos. El diputado Marcelo Santillán (FPV), por ejemplo, declaró en 2018 erogaciones en pesos similares a las de 2016 tras declarar una caída en 2017. Las declaraciones juradas de los diputados Ávila y Garretón, en cambio, muestran que aquellos casi cuatriplicaron su capacidad para gastar durante los últimos tres años.

Gastos personales mensuales de 2018 en pesos y dólares

SENADORES

JOSÉ ALPEROVICH (PT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s