Más noticias

Escobar: El Municipio fabrica barbijos, alcohol en gel y camisolines

El intendente Ariel Sujarchuk anunció que se realiza junto a entidades sociales, culturales y educativas, para la prevención del coronavirus

La municipalidad de Escobar decidió fabricar los barbijos, el alcohol en gel y camisolines quirúrgicos.

El intendente Ariel Sujarchuk supervisó los trabajos de producción y se refirió al tema:

“Estos elementos serán para abastecer a todo el personal de asistencia y del sistema de salud del partido de Escobar».

Y agregó: «Además de llevar adelante las medidas de prevención y cuidado, sumamos estas acciones proactivas que facilitan la llegada de los insumos sanitarios a nuestro distrito y también abaratan sustancialmente los costos de elaboración”.

Respecto a la elaboración, el alcohol en gel se realiza en el Polo Apícola de Belén de Escobar, que fue readaptado para la fabricación de dicho insumo, y en los laboratorios de química de las escuelas técnicas. Ahí, los profesores de los establecimientos desarrollan las tareas de producción, ya que los alumnos no concurren a clase por acatamiento a la medida preventiva de la cuarentena nacional. En tanto, el martes próximo se estima que ya estarán a disposición los primeros 300 litros de alcohol en gel realizados con insumos propios.

“Es muy importante que aportemos al sistema de producción nacional porque en este momento la demanda es enorme y los costos se elevaron».

Señaló el intendente Ariel Sujarchuk

Y concluyó: «Por eso, necesitamos sumar producción y realizar una cadena solidaria que permita que todos dispongamos de las herramientas para salir adelante. También quiero insistir en que tenemos que cuidarnos entre todos, bajar la circulación en la vía pública para cortar el crecimiento de la pandemia y acatar todas las medidas preventivas que imponga el Gobierno Nacional”

Acerca de la elaboración de los productos textiles, cuyas cantidades rondarán en los 5 mil barbijos y en los mil camisolines cada 20 días, es fabricada por decenas de emprendedoras de la economía social que previamente desarrollaron los diseños de las prendas y que utilizan los kits de costura que recibieron a través del programa municipal Escobar Emprende. Los cortes para la creación de los camisolines y barbijos se llevan a cabo en un taller del barrio Lambertuchi de Belén, y de allí son enviados al Centro Cultural Macacha Güemes y a los domicilios de las emprendedoras voluntarias, donde finalizan los procesos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: