EL DNU del gobierno que permite reabrir la cuarentena de forma parcial, fue bien recibido en la UOCRA, gremio que se mostraba desesperado por el parate económico y cómo eso iba a repercutir en sus trabajadores. Es más: el sindicato ya había alertado que por la parálisis en la obra privada peligraban 100 mil puestos de trabajo.

“Este complemento aliviana, alcanza a todas las obras privadas. Ahora también estamos tratando de que abarque a las obras públicas que aunque estaban exceptuadas de la cuarentena no se habían podido retomar en este tiempo”, dijo Gerardo Martínez?, secretario general de la UOCRA.

GM

De acuerdo con Martínez, el DNU “descomprime y deja en mayores condiciones de igualdad a los del sector privado con los del público. Sus trabajadores no están perdiendo un centavo con la pandemia. El Estado debía intervenir para igualar a la sociedad asalariada”, apuntó el referente cegetista.