Más noticias

Barrionuevo: ‘Estamos muriendo económicamente, no de Covid19’

El líder sindical y titular de UTHGRA habló de la grave crisis del sector y agregó que en la CGT hay un «sálvese quién pueda»

Con 78 años, Luis Barrionuevo es grupo de riesgo y debe tomar recaudos por el avance del coronavirus . Es desde hace cuatro décadas el líder del sindicato de los hotelereos y gastronómicos y advierte ahora que la pandemia «está arrasando» con su actividad. A los sindicalistas, y sobre todo a los más longevos, no les suele fallar el termómetro social.

Su verba ronca, afilada y acostumbrada a la ironía carga ahora con un tono de preocupación. Barrionuevo repasa en una charla telefónica con LA NACIÓN un puñado de números fríos: 8000 empresas de su rubro anunciaron que no volverán a abrir y las proyecciones indican que de 45.000 compañías, solo la mitad quedarían de pie .

«Espero que no vayamos hacia un 2001. El Gobierno está haciendo lo imposible para ayudar, pero si esto se prolonga le será imposible seguir bancando a todos, con dinero, bolsones», dice Barrionuevo, más conciliador que otras veces con el presidente Alberto Fernández . Esta vez, curiosamente, calla sus críticas al kirchnerismo. Da la sensación de que ni siquiera tiene ánimo para subirse al ring y confrontar.

«Veníamos cayendo en marzo. En abril perdimos 50.000 empleos, según los registros de la AFIP. Y a esta altura no sé dónde estamos parados. En el gremio y la obra social tenemos 2000 empleados y podemos funcionar con 1000. Tendremos que ir al achique, despedir es horrible, pero no nos queda otra sin recaudación», confiesa Barrionuevo, ahora en su rol de empleador. Se lo percibe golpeado y hasta desorientado. Acostumbrado a la chicana fácil, de su boca caen ahora definiciones cargadas de incertidumbre.

-Cerró ayer La Parolaccia de Puerto Madero, un restaurante de renombre. ¿Hay otros casos así?

-Tenemos entre 15 y 20 restaurantes de renombre que cierran por día. Habrá más casos.Ya tenemos 8000 empresas que no van a abrir más. Entre ellos, dos hoteles en Santiago del Estero del empresario Néstor Ick. Las más golpeadas son las pymes, como los cafés y las parrillas. De las 45.000 empresas, con suerte quedarán de pie 25.000, o la mitad.

-¿Qué solución se imagina?

-No vemos posibilidades de empezar a trabajar y esto va para largo. En Bariloche perdimos 3200 empleos, entre los temporarios y fijos, por la temporada de turismo que aún no se sabe qué va a pasar. El Gobierno entró en una encrucijada gravísima, con cálculos erróneos. La gente ya no aguanta más.

-Pero es riesgoso para la salud reabrir todas las actividades, como sugiere.

-Hay más muertos estadísticamente hablando por gripe que por el virus. Nos estamos muriendo económicamente, no de coronavirus.

-¿Teme ir hacia un 2001?

-Espero que no. El Gobierno está haciendo lo imposible para ayudar. Pero no veo un horizonte. No se sabe cómo se resolverá lo de la deuda y Alberto se compró un problema con Vicentin.

Te puede interesar:

Fuerte reclamo de Barrionuevo por la reapertura gastronómica en Mar del Plata

-¿Los gastronómicos están recibiendo el sueldo con recortes de hasta 25%?

-Las cinco cámaras empresarias me avisaron ayer que van a pagar el medio aguinaldo en cuatro cuotas. Mejor que no lo paguen, directamente. El recorte en algunos casos es mayor del 25%. Qué le puedo pedir a una pyme si no puede pagar ni siquiera la luz.

-¿Cómo ve el rol de la CGT en esta crisis?

-En la CGT hay una impotencia terrible. Hay una suerte de sálvese quién pueda. Los muchachos se están por juntar en estos días.

Deja un comentario