Más noticias

Bomba: José Alperovich negocia su salida con los K y quiere dejarle la banca a su mujer

Según publica el portal «Contexto Tucumán», el senador, que afronta una causa por presuntas violaciones reiteradas y abusos sexuales a su sobrina, aceptaría apartarse de la Cámara alta, a cambio de que Beatriz Rojkés fuera candidata a senadora por el PJ tucumano el año próximo

Una versión crece en los círculos políticos de Buenos Aires. El senador suspendido José Alperovich, que afronta una causa por presuntas violaciones reiteradas y abusos sexuales a su sobrina, aceptaría apartarse de la Cámara alta, a cambio de que su esposa Beatriz Rojkés fuera candidata a senadora nacional por el peronismo de Tucumán el año próximo.

Mientras tanto, en la Legislatura tucumana el alperovichismo tiene una sólida alianza con un sector del peronismo. Sarita Alperovich logra un rol cada vez más preponderante dentro de la Cámara, con la anuencia de algunos popes del PJ, los mismos que le dan un trato de aliado privilegiado a Ricardo Bussi y sus legisladores.

«La Betty» le habría hecho llegar el pedido a Cristina Kirchner, para que la incluyan en las listas el año próximo, a cambio de que Alperovich se retirara de la escena.

Rokjés en mayo último salió por primera vez a defender a Alperovich, quien está de de licencia hasta fin de año por la denuncia por abuso sexual agravado en su contra.

Al cumplirse el primer plazo de la licencia excepcional sin goce de haberes que se había tomado el senador se produjo una fuerte reacción de organizaciones y activistas de género, como los colectivos de Actrices Argentinas y de Abogadas Feministas.

Con una campaña virtual, ratificaron su pedido para que el senador acusado fuera removido de su cargo y no vuelva a desempeñar las funciones de legislador.

En medio de ese clamo, la filósofa y directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Diana Maffía, expresó su opinión en su cuenta personal de Twitter: “Hoy vence la mezquina licencia de José Alperovich, juzgado por violación en Tucumán y en Buenos Aires, a la banca por Tucumán en el @SenadoArgentina. Permitirán las autoridades su regreso? Considerarán digno de protección a un macho con derecho de pernada?”.

El comentario encontró eco en la esposa de Alperovich, Beatriz Rojkés. La ex senadora citó el tuit de la directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura porteño y defendió el principio de inocencia. “Ya habló la Justicia y no me enteré?”, escribió Rojkés en su cuenta, en su primera defensa pública hacia su marido.

Tras esa opinión, la ex senadora volvió a tener un breve intercambio con Maffía, que le adjetivó con el calificativo “tristísimo”. Rojkés, nuevamente, le respondió: “Triste papel…”.

A fines del año pasado, Alperovich fue denunciado por abuso sexual por su sobrina segunda, quien trabajaba como empleada en el despacho de su prima senadora Beatriz Mirkin.

La sociedad política entre el multimillonario Alperovich y su esposa se mantendría firme. Rojkés ya fue presidenta del Senado y tercera autoridad del país, cuando Cristina era Presidenta de Nación.

Deja un comentario