El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, recorrió esta mañana la obra de apertura de traza y construcción de un camino de 1.450 metros que conectará los municipios de Hurlingham y Tres de Febrero. Fue junto al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, y los intendentes Juan Zabaleta y Diego Valenzuela.

En ese marco, Kicillof destacó que “estamos reactivando esta obra que había sido interrumpida pese a que es muy importante para la logística y la organización del tránsito y la actividad productiva de la Provincia”. “Se trata de una obra estructural que va a cambiar la movilidad, mejorando la calidad de vida de los y las bonaerenses”, señaló.

“Esta circunvalación que conectará los municipios de Hurlingham y Tres de Febrero va a configurar una vía logística fundamental para transformar la producción dentro de la provincia de Buenos Aires”, indicó el Gobernador, al tiempo que valoró que “servirá además para seguir generando trabajo, algo fundamental para mitigar el impacto de la pandemia”.

La obra vincula la Avenida Combate de Pavón con la ruta provincial 4 (Avenida Márquez), conectando así los dos distritos y beneficiando a 350 mil bonaerenses que contarán con una alternativa más directa para trasladarse desde el norte de la Provincia hacia las zonas sur y oeste. Asimismo, la nueva traza será paralela a las vías del ferrocarril Urquiza y servirá para agilizar la circulación del tránsito pesado, en tanto que incluirá la edificación de un puente sobre el arroyo Morón.

«Aquí se invertirán 180 millones de pesos para vincular dos rutas muy importantes como son el camino del Buen Ayre y la ruta provincial 4, descomprimiendo el tránsito pesado en el centro de Hurlingham”, afirmó Simone y subrayó: “Esta es una de las obras que trazamos como fundamentales para el conurbano bonaerense, ya que conecta dos autopistas transversales de la Provincia y permitirá que la circulación sea mucha más dinámica”.

Por su parte, Zabaleta remarcó: “Esta obra va a mejorar la transitabilidad y, sobre todo, el acceso y el egreso del transporte de cargas. Estos más de 1.400 metros van a ordenar el tránsito y mejorar la vida de los vecinos y las vecinas que van a tener más tiempo para estar con sus familias”.

“Esta obra significa mejor movilidad y un empuje para lo productivo en una zona que tiene muchas industrias y pequeñas y medianas empresas, por lo que facilitará también el desarrollo de la vida urbana”, dijo Valenzuela y añadió: “Es un buen mensaje de trabajo en equipo en la diversidad partidaria, donde la conectividad y la movilidad implican políticas de Estado”.

“Estamos demostrando una vez más que la Provincia está abocada tanto a resolver las urgencias como a encarar las obras fundamentales para el futuro de los y las bonaerenses”, concluyó Kicillof.

Las tareas comenzaron hace 20 días con las etapas de ensayos y movimiento de suelos y permitirán seguir generando empleo directo e indirecto en ambos municipios.