La Anses le permitirá jubilarse a 185.000 mujeres que no tienen aportes suficientes

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) permitirá jubilarse a 155.000 mujeres este año, y otras 30.000 el año que viene, que estando en edad de hacerlo no tienen los 30 años de aportes requeridos para acceder a la jubilación.

Según informaron a Télam desde el organismo que conduce Fernanda Raverta, se trata del «Programa Integral de Reconocimiento de Períodos de Servicio por Tareas de Cuidado», que reconoce a los fines jubilatorios un año por hijo e hija para mujeres y personas gestantes con hijos nacidos vivos o adoptados siendo menores de edad.

Además, a las mujeres que hayan sido titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), y el niño o niña haya percibido este derecho por lo menos durante 12 meses, se les computarán dos años adicionales.

Por último, a las trabajadoras registradas que hayan hecho uso del período de licencia por maternidad y por excedencia, también se les reconocerá dicho plazo a los fines de acceder al derecho a una jubilación.

De acuerdo con los números que maneja la Anses, más de 300.000 mujeres de entre 59 y 64 años están en edad de jubilarse, pero no pueden hacerlo porque no cumplen con los 30 años de servicios requeridos entre sus aportes registrados y los períodos que pueden reconocerse por la actual moratoria.

Dentro de este universo, 155.000 estarán en condiciones de jubilarse de manera inmediata con esta medida, y otras 30 mil podrán hacerlo en el próximo año.

Por su parte, el 44% de las mujeres en edad jubilatoria no puede acceder a un beneficio previsional, según los registros de la Anses.

«Uno de los factores principales que explican esta situación es que, a lo largo de la vida, el mercado de trabajo formal genera más dificultades para insertarse a las mujeres que a los varones», indicaron desde el organismo.

Subrayaron que «con esta decisión, el Gobierno ampliaría la cobertura de la seguridad social, reconociendo derechos y acompañando a cada una y cada uno de los argentinos, sobre todo a quienes más lo necesitan».

«Es también una reivindicación de una de las luchas históricas del movimiento de mujeres», remarcaron.