La causa en la que se investigaba el circuito de vacunación irregular que, según se había denunciado, funcionó bajo la órbita del Ministerio de Salud y del Hospital Posadas, fue archivada por “inexistencia de delito” por la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

La jueza explicó que no existe un delito penal que castigue a un funcionario público por haber otorgado “tratos especiales” como los que se investigaban en esta causa. La denuncia puntualizaba en los supuestos privilegios que funcionarios, exfuncionarios y amigos del poder habrían tenido a la hora de recibir vacunas contra el coronavirus.

La causa

La causa se inició luego de los dichos del periodista Horacio Verbitksy, que confesó en un programa de radio que gracias a su amistad con González García había recibido la primera dosis de la Sputnik V. Sus dichos provocaron un aluvión de denuncias en los tribunales federales de Comodoro Py.

“No vacuné a nadie por ser amigo mío”, había declarado el exministro de Salud de la Nación en una entrevista que brindó a Radio con Vos.