El Ministerio de Trabajo de la Nación decidió prorrogar la conciliación obligatoria dictada el día 30 de junio hasta el martes 3 de agosto. Consideramos que esta decisión es injusta e ilegítima.
No es posible impedir la realización de medidas de fuerza cuya única finalidad es conseguir la actualización de los salarios básicos de todos los compañeros del Sector Asistencial cuando
hace más de dos meses que nos encontramos negociando de buena fe y los empresarios se niegan a formular una propuesta.

La Resolución del Ministerio no hace más que dilatar la solución de un conflicto salarial.
Vamos a seguir presionando y vamos a potenciar las medidas de acción sindical.
Ninguna Resolución Administrativa va a detener la fuerza de los trabajadores que reclaman una justa recomposición de los salarios.
Vamos a realizar el Paro Nacional de actividades por 24 Hs. para el próximo día miércoles 4 de Agosto y lo vamos a acompañar con una Gran Marcha Nacional por las calles de la
ciudad de Buenos Aires, para que todos puedan comprender la justicia de nuestro reclamo y acompañar a todos los trabajadores de la Sanidad en su lucha.
Si peleamos contra la pandemia como no vamos a pelear contra la mezquindad de los empresarios.
Que el gobierno y los empresarios presten atención, que nadie se haga el distraído y que cada uno asuma sus responsabilidades, cuando una injusticia social alcanza esta dimensión es porque no son reales las prioridades que se declaman.