Ante el avance de la variante delta del coronavirus, Jujuy resolvió exigir la vacunación obligatoria para los trabajadores públicos. La medida se ejecutó a través de un decreto, en el que precisó que el personal debe haber recibido al menos una dosis, mientras que quienes no puedan acreditarlo o justificarlo serán considerados como ausentes, con la pérdida de remuneración. Asimismo, el gobernador jujeño Gerardo Morales advirtió que se pedirá un certificado de vacunación para el uso de transporte público.

“A través del Decreto Acuerdo N° 696, el gobierno de Jujuy dispuso la obligatoriedad de la vacunación contra el Covid-19 para todo los agentes dependientes de la administración pública provincial, entidades autárquicas, organismos centralizados y descentralizados, empresas y sociedades del Estado, cualquiera sea su situación de revista y lugar en que se presten servicios”, explicó la administración de Morales, a través de un comunicado.

Así, el gobierno de Jujuy remarcó que “el personal que no acredite haber recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas, salvo justificación por medio fehaciente e idóneo, no podrá asistir a prestar servicios a su lugar de trabajo, siendo su inasistencia injustificada, con la correspondiente pérdida de remuneración por día no trabajado”.

En este sentido, el gobierno provincial extendió la idea a la actividad privada para adherir a la medida. “En especial a los sistemas privados de salud, educación, seguridad, transporte público y privado, comercio y entidades civiles, deportivas y recreativas en general”, se precisó, al tiempo que también se invitó “a adherir a los poderes Legislativo y Judicial, municipios y comisiones municipales”.

En el marco de un nuevo informe del Comité Operativo de Emergencia (COE), Morales detalló que, a partir del próximo miércoles 4 de agosto, todos los usuarios del servicio de transporte público de pasajeros deberán presentar certificado de vacunación contra el Covid-19.

“Vamos a trabajar mañana y pasado mañana con las empresas de transporte público de toda la provincia para que tengan los mecanismos de control y también será con los municipios y sus agentes”, adelantó el gobernador de Jujuy.

Asimismo, Morales destacó que Jujuy haya superado el medio millón de dosis aplicadas y precisó que, a fin de ampliar los alcances de la campaña y llegar con la inmunización a la mayor cantidad de gente posible, “se prevé vacunar en lugares de importante afluencia”.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, la provincia de Jujuy recibió un total de 642.707 vacunas y se aplicaron 517.811. De ese total, 405.735 corresponde a primeras dosis, mientras que 112.076 son refuerzos.