Con financiamiento de BICE, la pyme “El Galgo”, que se dedica desde 1955 a la fabricación de pinceles y accesorios para el mercado de la pintura, anunció una inversión de $50 millones para la adquisición de una máquina de última generación de producción de rodillos con la que aumentará su productividad y exportaciones.

Durante una recorrida por la planta ubicada en el partido bonaerense de Ramos Mejía, el presidente de BICE José Ignacio de Mendiguren señaló: “Esta pyme nacional se propuso un plan integral para automatizar y eficientizar toda su producción y lo que estamos anunciando hoy es un paso más para alcanzar ese objetivo”. “Con esta nueva línea de rodillos aumentarán su productividad, serán más competitivos y abrirán nuevos mercados de exportación”, agregó. “Desde el banco los ayudamos con un crédito para instalar la inversión y con forfaiting para agilizar las exportaciones”.

A partir de esta inversión, El Galgo aumentará la productividad en un 20% y logrará una mejora en el proceso de fabricación que tendrá impacto en su competitividad local y regional. La nueva máquina estará operativa a principios de 2022 en la planta de rodillos de la empresa en el barrio porteño de Mataderos.

“Con este crédito del BICE vamos a dar un salto de productividad para mejorar la calidad de los productos y seguir aumentando nuestra participación en el mercado externo”, dijo Guido Hajtmacher, gerente general de El Galgo.

Actualmente, la empresa exporta un 10% de sus ventas a destinos como Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú y Panamá, y uno de los objetivos del proyecto es lograr una mayor tecnificación que les permitirá abrir nuevos mercados y duplicar el volumen de sus exportaciones en un plazo de tres años.

Con financiamiento de BICE, la pyme “El Galgo”, que se dedica desde 1955 a la fabricación de pinceles y accesorios para el mercado de la pintura, anunció una inversión de $50 millones para la adquisición de una máquina de última generación de producción de rodillos con la que aumentará su productividad y exportaciones.

Durante una recorrida por la planta ubicada en el partido bonaerense de Ramos Mejía, el presidente de BICE José Ignacio de Mendiguren señaló: “Esta pyme nacional se propuso un plan integral para automatizar y eficientizar toda su producción y lo que estamos anunciando hoy es un paso más para alcanzar ese objetivo”. “Con esta nueva línea de rodillos aumentarán su productividad, serán más competitivos y abrirán nuevos mercados de exportación”, agregó. “Desde el banco los ayudamos con un crédito para instalar la inversión y con forfaiting para agilizar las exportaciones”.

A partir de esta inversión, El Galgo aumentará la productividad en un 20% y logrará una mejora en el proceso de fabricación que tendrá impacto en su competitividad local y regional. La nueva máquina estará operativa a principios de 2022 en la planta de rodillos de la empresa en el barrio porteño de Mataderos.

“Con este crédito del BICE vamos a dar un salto de productividad para mejorar la calidad de los productos y seguir aumentando nuestra participación en el mercado externo”, dijo Guido Hajtmacher, gerente general de El Galgo.

Actualmente, la empresa exporta un 10% de sus ventas a destinos como Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú y Panamá, y uno de los objetivos del proyecto es lograr una mayor tecnificación que les permitirá abrir nuevos mercados y duplicar el volumen de sus exportaciones en un plazo de tres años.