El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) saludó la designación de Julián Domínguez como el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, y explicitó su expectativa de que el flamante funcionario promueva un «diálogo pleno» y conducente a conquistar logros «en favor de la producción, consumo y exportación de las cadenas agroindustriales».

«Alentamos que su gestión facilite el trabajo y la construcción público – privada de políticas de Estado que permitan la generación de empleo y expansión de nuestra Bioeconomía» expresó el CAA mediante un comunicado de prensa dado a conocer minutos después de la jura de Domínguez esta tarde en el Museo del Bicentenario.

Para la conducción del Consejo el sector y el país están «ante la oportunidad de hacer crecer la producción primaria, cosa que permitirá mayor industrialización y agregado de valor, potenciando nuestras exportaciones y asegurando el abastecimiento del mercado interno, a la vez que reduce tensiones».

«Este círculo virtuoso -añadió el texto- impactará de forma positiva en un mayor ingreso de divisas y fundamentalmente en la creación de empleo federal e inclusivo».

Finalmente, el sector agroindustrial planteó como » imprescindible establecer un marco de reglas de juego claras, sostenibles en el tiempo, que pongan a resguardo de disrupciones, restricciones o prohibiciones en los procesos comerciales internos y flujos de exportación».

«Tenemos una agenda de corto plazo, donde vale la pena destacar entre otros temas: el levantamiento de restricciones de exportación de carne bovina; apertura de la discusión de la reducción paulatina de la carga tributaria para las economías pampeanas; pronta eliminación de derechos de exportación para las economías regionales en aquellas posiciones arancelarias que aún están pendientes, así como la actualización de la detracción especial para contribuciones patronales e incorporación de nuevas actividades», reseñaron.