El Banco Nación destinará $ 3.000 millones para financiar mejoras en estaciones de servicio de todo el país

El Banco de la Nación Argentina (BNA) suscribió un acuerdo con la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), por medio del cual destinará $ 3.000 millones para financiar a 3.500 empresas del sector de expendedoras de combustibles de todo el país, lo cual permitirá acceder a una serie de instrumentos financieros y beneficios especiales para la remodelación y modernización de las instalaciones.

El convenio permitirá acceder a una bonificación de dos puntos porcentuales en la tasa de interés de las distintas líneas de crédito del programa, para inversiones y capital de trabajo y facilitará el uso de los medios de pagos digitales como BNA+ y MODO. Además, contará con el beneficio exclusivo en la bonificación del 100% de los costos de mantenimiento de los distintos servicios que ofrece el Banco.

“Este acuerdo se enmarca en la política del Banco de atender a todos los sectores, de promover la actividad en las MiPyMEs, facilitar el acceso al financiamiento a las empresas y generar condiciones que estimulen la reactivación económica”, explicó el presidente del BNA, Eduardo Hecker.

“Todos trabajamos en intereses comunes como es el crecimiento, el desarrollo y alcanzar mejor calidad de de vida para toda la población. Trabajamos para el país y para la ciudadanía”, acotó.

Por su parte, Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA, celebró el BNA ya que “permitirá que las estaciones de servicio, cualquiera sea la bandera e incluso las denominadas blancas, obtengan bonificaciones especiales en las líneas de crédito para la financiación de inversiones y capital de trabajo”.

“El 2020 fue un año muy difícil para nuestro sector. Las estaciones de servicio, afectadas directamente por las restricciones de circulación y el cierre de actividades, tuvieron una caída de ventas realmente histórica, que fue deteriorando nuestro capital de trabajo, a un punto mínimo indispensable para sostener la situación”, explicó.

El acuerdo se firmó en la sede central del Banco, y contó con la presencia de Hecker, Bornoroni, el presidente de Garantizar SGR, Gabriel González; y otras autoridades del sector de los combustibles. También estuvo la Gerenta General, María Barros, el Subgerente General Principal de Negocios, Gastón Álvarez y los Subgerentes Generales, Martín Rayib y Jorge Paz.

Los ejes principales del programa apuntan a financiar inversiones y capital de trabajo para incrementar la productividad de las pequeñas y medianas empresas del sector.

La línea alcanza a las MiPyMEs y tiene una tasa del 27%, con un plazo mínimo de 48 meses y máximo de hasta 5 años, en tanto para capital de trabajo, la tasa es del 33% con 18 meses de plazo. El monto máximo a prestar por usuario es de $25 millones.

En ambos casos, se financian proyectos de inversión para la adquisición de bienes de capital y la modernización de instalaciones. La propuesta establece el apoyo del 100% para el caso de inversiones nuevas, con amortización mensual, trimestral o semestral, mediante sistema alemán y 6 meses de gracia.

Otra de las opciones es la línea Carlos Pellegrini, exclusiva para MiPyMEs en pesos y que contempla el 100% de la proporción de apoyo. Para capital de trabajo, la tasa de interés es BADLAR + 3 puntos por 18 meses, y BADLAR + 6 puntos porcentuales, hasta los 36 meses. Mientras que, para inversión, la tasa es fija, del 34%, durante los primeros tres años y luego BADLAR + 6 puntos.

El acuerdo contempla además la adhesión de los establecimientos medianos y grandes a la Cuenta Comercio BNA+, que ofrece una serie de productos y servicios, como el acceso a una Cuenta Corriente con una bonificación del 100% del mantenimiento por un año y dispone un beneficio del 100% del mantenimiento de terminales tradicionales por un año para aquellos comercios que no operan con posnet.