El Gobierno le reclamó a Uruguay la entrega de los bienes de Marcelo Balcedo y que la justicia argentina lo pueda interrogar

El gobierno argentino le solicitó a Uruguay que se concrete la extradición del sindicalista Marcelo Balcedo, ex titular del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME), al igual que se lleve a cabo la entrega de los bienes incautados en el país vecino y que la justicia nacional pueda interrogarlo.

Balcedo fue condenado en Uruguay por lavado de activos, contrabando y tráfico de armas. Su detención, junto a la de su pareja Paola Fiege, se produjo en el país vecino el 4 de enero de 2018, como consecuencia de un proceso legal iniciado en la Argentina donde se solicitó su captura internacional.

En ese sentido, hace algunos días la Cancillería argentina le envió un escrito a la Embajada de Uruguay en el que recuerda que “si bien la extradición de ambos fue oportunamente concedida por las autoridades uruguayas, no se concretó hasta el momento el traslado de ninguno de los dos imputados”.

Balcedo y su pareja siguen viviendo en Uruguay y fueron juzgados por la justicia de ese país. En la carta la Cancillería reclama la conservación, “para el posterior recupero”, de los activos vinculados a la causa ya que habrían tenido origen en actividades ilícitas llevadas a cabo en la Argentina. En definitiva, le solicitan la entrega de los bienes incautados.

En el texto enviado a la Embajada uruguaya, la Cancillería también reclama que el país vecino tampoco autorizó a que la justicia argentina les tome una declaración indagatoria, pese a que se ofrecieron distintas alternativas para hacerlo.

Las quejas del gobierno argentino llegan porque todos los pedidos realizados no fueron concretados. La condena que Balcedo cumple fue generada por la justicia uruguaya por lavado de activos, contrabando y tráfico de armas en base a polémico acuerdo

La Fiscalía firmó un acuerdo con Balcedo y su pareja donde ambos reconocieron la responsabilidad en los delitos y, a cambio, negociaron una rebaja en las penas y recuperar una parte del dinero incautado. Argentina criticó ese acuerdo y dejó aún más en claro su postura con la última carta de la Cancillería.

Los autos que le fueron incautados a Balcedo en UruguayLos autos que le fueron incautados a Balcedo en Uruguay

“Dicho acuerdo afectó a activos vinculados con la presente investigación que fueron hallados en territorio uruguayo, los cuales no solo no fueron resguardados debidamente pese a que la autoridad judicial de la Argentina había la cautela de dichos bienes, sino que a raíz del acuerdo en cuestión, una parte de estos fueron decomisados por las autoridades uruguayas, otra porción fue devuelta a los propios imputados y otra fracción no se tiene la certeza de que se encuentren debidamente cautelados a requerimiento de la Argentina”, fue la queja formal.

Además, explica que como hasta ahora no se cumplieron los objetivos buscado mediante la cooperación jurídica internacional, Argentina insiste en que el país vecino cumpla con las normas, que entable negociaciones para el envío de los bienes decomisados.

En la carta la Cancillería deja muy en claro que “mucho se apreciaría poder recibir una respuesta positiva a los puntos planteados” con la “mayor urgencia posible”. Y advierte que la Argentina “se ve obligada a señalar que, de no mediar una respuesta favorable a las solicitudes planteadas, se reserva la posibilidad de plantear la cuestión ante los foros regionales e internacionales pertinentes”.

El acuerdo con la fiscalía -homologado por la jueza María Helena Mainard en una sentencia de octubre de 2020- concedía que ninguno de los dos volverán a la cárcel, ya que se les descontará la prisión preventiva que cumplieron.

El empresario argentino cumple, según el acuerdo judicial “un régimen de libertad vigilada intensiva” que implica lo siguiente: durante el primer año estará bajo “arresto domiciliario total” y en los otros dos estará obligado a “presentarse una vez por semana” en una seccional y tendrá “prohibido salir de su casa por las noches”, es decir un arresto domiciliario nocturno.

Su esposa, en cambio, cumplirá una pena de libertad vigilada y deberá concurrir una vez por semana a una seccional, durante el año que dure la pena.

El cumplimiento de las medidas son garantizadas por embargos a la mansión de Punta del Este de la pareja y a la flota de autos de lujo que le fueron decomisados en ese país, entre ellos una Ferrari, un Porche Broxte, un Chevrolet Corvette, una camioneta Range Rover, una coupé Mercedes y un Mc Laren.

La fastuosa propiedad está ubicada a casi tres kilómetros de la chacra El Gran Chaparral, lugar donde la pareja cumple la prisión domiciliaria, se llama Sounión y tiene vista al mar. La mansión ocupa 2172 metros cuadrados cubiertos y está compuesta por un mirador con ascensor. El total de los bienes decomisado ronda los casi USD 5 millones.

En el acuerdo firmado, por otra parte, la Fiscalía accedió a devolverle a la pareja US$ 2,6 millones y $ 26.555. Otros vehículos, motos de agua y jet sky, si bien están embargados, quedaron en manos de Balcedo y Fiege como “depositarios”.

La jueza Mainard hoy está a cargo del expediente sobre la extradición a Argentina. Consultada por el medio uruguayo Búsqueda dijo que ambos serán entregados a ese país cuando finalicen el cumplimiento de su pena en Uruguay.

También indicó que frente a las solicitudes de la justicia argentina para interrogar a la pareja, el juzgado resolvió que deben “esperar” a que sean enviados a Argentina para hacerlo, y aseguró que fueron ordenados todos los embargos solicitados por Argentina sobre los bienes en poder del sindicalista y su mujer.

Respecto a los bienes incautados por Uruguay y el pedido de entrega de la Argentina, la jueza explicó que el asunto está en manos del Poder Ejecutivo, y que no es competencia de su juzgado.

La pena de Marcelo Balcedo se cumplirá en octubre de 2024 y recién en ese momento se podrá concretar su extradición, tal como solicitó el gobierno argentino. Así lo explicó la jueza uruguya Vivianna Barlocco, a cargo de la causa en la que está involucrado el sindicalista argentino. En tanto, en el caso de Fiege, la condena estará cumplida en febrero de 2023.

En el gobierno argentino hay un importante malestar por la falta de respuestas de Uruguay y se espera que haya un avance en los planteos formulados. Mientras tanto, Balcedo sigue cumpliendo la pena dispuesta por la justicia de ese país.(Infobae)