Más Noticias

Vidal quiere recortar gastos y ahorra $3.000 millones por año

La Gobernadora bonaerense enviará a la Legislatura una nueva ley de ministerios y la eliminación de jubilaciones de privilegios

El ajuste bonaerense llegó a los “ravioles”. Aunque en lo formal se trata de “unidades ministeriales”, en la jerga los cargos políticos tienen nombre de pasta. Son los cuadraditos en los que se ramifican los organigramas de los gobiernos. En el caso del bonaerense, había más de 900. Y como parte del recorte que viene anunciando la administración de María Eugenia Vidal, este miércoles se confirmó que eliminarán 221 “ravioles”. El jefe de Gabinete provincial, Federico Salvai, estuvo a cargo de la presentación en un salón de la República de los Niños en La Plata.

“Vamos a mandar a la Legislatura la nueva Ley de Ministerios y la eliminación de Jubilaciones de Privilegio. También está el recorte en el presupuesto de la propia Legislatura. Se van a ahorrar más de 3.000 millones de pesos anuales, que servirán para la obra pública”, detalló Salvai a Clarín.

En la Provincia aseguran que recién después de dos años pudieron hacer un análisis serio de la administración. Y aclaran que la mayoría de los “heridos” con la poda en los ministerios es gente propia. A Clarín le consta de la queja de un alto funcionario radical con un colega del PRO porque le desplazaron un hombre de la UCR en un puesto de ANSeS. Es uno entre cientos de casos.

“Un 30% de los cargos superponían tareas. Había cinco ‘ravioles’ de políticas para pymes, por ejemplo. Acá no se toca a los empleados de planta. E incluso en algunos casos, no es que la gente se va. Quizá se la reubica o se la baja de categoría”, amplían.

El ahorro al cerrar un “raviol” puede incluir menos gastos en alquiler de oficinas, mantenimiento de autos, abonos de celulares. Vidal bajó línea en la presentación en La Plata. “La sociedad ya hizo el esfuerzo en estos dos años, ahora nosotros tenemos que dar el ejemplo”, arengó. Un asesor fue más crudo: “No puede ser que la Provincia esté endeudada y algunos vivos se afanen la guita de los vales de nafta”.

En la Provincia hay euforia contenida desde el acuerdo de Mauricio Macri con los gobernadores, que implicó millonarios fondos extra para Buenos Aires. Unos 40.000 millones en 2018 y 65.000 millones en 2019. Una compensación por el congelado Fondo del Conurbano. “Sí, pero igual, con este extra la Provincia aportará el 40% de lo que se coparticipa y le volverá el 26% o 27%. Antes era cerca del 20%”, se atajan en el entorno de Vidal.

Con esta plata, agregan en la gobernación, por primera vez en décadas la Provincia puede pensar en algún plan a mediano plazo, en ser sustentable. Lo toman como un punto de inflexión que permite, por caso, que la gobernadora se vaya este fin de semana a China a buscar inversiones para obras de infraestructura profunda.

Vidal habló en la República de los Niños de “legado”. De una pelea histórica que disfrutarán los próximos gobernadores. Todos a su alrededor, e incluso en la Rosada, descuentan que ella irá por la reelección bonaerense, como parte del combo replay que incluiría a Macri en Nación y Horacio Rodríguez Larreta en Ciudad en 2019. Incluso no descartan alguna repetición de vices (¿equipo que gana no se toca?). En Provincia sería el radical Salvador.“Todo dependerá de la negociación general de la UCR por un reparto más grande. El vice de Provincia entrará en ese paquete seguramente”, razona un alto funcionario macrista.

Con este nuevo anuncio, la Provincia sigue haciendo punta en el “reformismo permanente” que pregona Macri. “¿Hubo un pedido del Presidente para que Vidal marque el camino”, consultó Clarín. “No, es ella”, contestaron en Provincia.

La Gobernación también podría hacer punta este año con un tema ríspido: las paritarias. El año pasado, la pauta de 18% más cláusula gatillo si la inflación superaba el acuerdo arrancó en Provincia y luego se instaló en Nación. Los ministros de Vidal ya empezaron este año con las reuniones técnicas para negociar salarios con sus cientos de miles de empleados. Incluidos los docentes.

El esquema previsto para 2018 será similar al de 2017, pero desde un escalón claramente más bajo: “De 10% a 12%, como marca el Presupuesto”. Y más: creen que el próximo será el año clave para cortar con lo que consideran algunos privilegios históricos de los docentes, como los $ 1.000 millones que se gastan en suplencias. Ahí también dicen que quieren dejar un legado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s