Más Noticias

Moyano rompió el silencio y redobló la apuesta contra el Gobierno

“Si voy en cana, que sea en la celda de al lado de la del padre de Macri”, desafió el líder del gremio camionero. Feroz cruce con Ocaña

Tras ser imputados en una causa por asociación ilícita y fraude en el club Independiente, Hugo Moyano y su hijo Pablo intentaron minimizar el hecho, aseguraron no tener denuncias judiciales en su contra y apuntaron contra el gobierno de Mauricio Macri

“Me siento atacado”, aseguró el secretario general del gremio de Camioneros y ex títular de la CGT, quien afirmó que no tiene denuncias en su contra y criticó a los funcionarios del gobierno nacional.

“Creen que se pueden llevar a todo el mundo por delante”, disparó en Crónica TV y siguiendo esa línea, advirtió: “Yo no me arrodillo ante nadie”.

En otro tramo de la nota también le envió un guiño a la ex presidenta Cristina Kirchner. Dijo que para reconstruir el peronismo “hay que incluir a Cristina” y puso en duda que la vinculación de la ex presidenta con hechos de corrupción. “No se si Cristina fue corrupta”, dijo. Hasta 2015, Moyano estaba peleado con la ex presidenta.

Por otra parte, aseguró que “nunca” lavó dinero en el club que preside desde 2014, y consideró que si hubiera cometido alguna irregularidad “no hubiera sido votado por el 90 por ciento de los socios”.

La imputación complica la situación judicial de Moyano, quien tiene una causa por enriquecimiento ilícito abierta ante el juez federal Claudio Bonadio por una denuncia de la diputada de Cambiemos Graciela Ocaña. Y otra en que se investiga a su sindicato por el uso de facturas apócrifas.

Además, en la causa de la mafia de los medicamentos está procesado el principal proveedor de medicamentos de la obra social de su gremio.

Su hijo Pablo, secretario gremial de la CGT y número dos de Camioneros, también salió a despegarse. “No estamos mencionados en ningún tipo de denuncia; es todo mediático”, planteó en conversación con Radio 10, pese a que quedó ayer formalmente imputado y su padre firmó una de las notificaciones tal como adelantó Clarín en exclusiva

Además, interpretó que la imputación responde a una cuestión política e involucró al Gobierno: “Es un ataque por habernos opuesto a la reforma laboral”, señaló.

Mientras tanto, intentó minimizar el alcance de la medida al afirmar que sólo se trató de “una notificación al presidente y al vice del club”, por su padre y él mismo, acerca de “la denuncia de un personaje que estuvo veinte años lucrando con el club”, en clara referencia a Pablo “Bebote” Álvarez, uno de los procesados con prisión preventiva por presunta asociación ilícita, lavado de dinero y defraudación en este expediente.

El fiscal adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, confirmó que tanto el ex líder cegetista como su hijo, presidente y vice de Independiente, respectivamente, están imputados en una causa por presunta asociación ilícita, lavado de dinero y defraudación contra barrabravas y ex directivos del club.

Dijo que no es una imputación específica, sino general, y que se trata de “una notificación formal a los efectos de poder garantizar las defensas”.

“La imputación se dirigió a parte de la dirigencia del club y, posteriormente, los fiscales toman la decisión de notificar de la formación de la causa a Hugo y a Pablo Moyano”, explicó el fiscal en declaraciones formuladas a radio La Red, en las que indicó que ese paso “no implica inexorablemente que sean detenidos o llamados a indagatoria”.

De hecho, el representante del Ministerio Público Fiscal aclaró que se trata de “un paso previo que puede llevar o no” a esas instancias.

En este sentido, Pablo Moyano afirmó que la acusación comenzó con que él y su padre controlaban “la venta de choripanes de la barra, cuántos autos entraban al estacionamiento y cuántas entradas se vendían”, que, luego, “al otro día, vamos y habíamos blanqueado 4.000 millones de pesos”.

La agencia de noticias oficial Télam insistió en poner que aún no existe alguna imputación concreta contra el actual titular y número dos de Independiente sino “una notificación formal sobre la formación de la causa a los efectos de poder garantizar las defensas” respecto a “medidas de prueba que van a producirse en adelante”.

Sin embargo, la notificación formal que recibieron los Moyano dicen que están imputados y a tal fin “se le da lectura íntegra” a los artículos 1,60, 89, 92 y 93 del Código Procesal Penal. El último, por ejemplo, dice que “la intervención de un defensor oficial no impide el ejercicio del derecho del imputado a elegir” un abogado particular.

En este punto, el fiscal explicó que en la causa que involucra a ex directivos y a barrabravas de Independiente se realizaron varios allanamientos y que, en ese contexto, fueron secuestrados elementos de prueba y computadoras de la sede del club de Avellaneda para ser periciados.

“En función de esto, la imputación se dirigió a parte de la dirigencia del club y, posteriormente, los fiscales tomaron la decisión de notificar de la formación de la causa a Hugo y a Pablo Moyano”, indicó Scalera.

Se trata de la causa en la que se investiga por presunta asociación ilícita, entre otros, a Noray Nakis, ex vicepresidente de Independiente, y al jefe de la barra brava del club, Pablo “Bebote” Álvarez, ambos procesados con prisión preventiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s