Más Noticias

El BCRA define las tasas en medio de la volatilidad global

La entidad financiera que conduce Federico Sturzenegger, actualizará el porcentaje este miércoles. ¿Señal en medio de turbulencias?

El nuevo esquema que definió el Gobierno el 28 de diciembre pasado, suponía una inflación del 15% para todo el año y un relajamiento de las tasas de interés. Pero la fuerte suba del dólar en los últimos dos meses sumada a las crecientes expectativas inflacionarias y las turbulencias en Wall Street abrieron un nuevo escenario que colocó al Banco Central en una encrucijada.

Por ello, ahora los economistas siguen con atención la decisión que tomará este miércoles Federico Sturzenegger, cuando actualice las tasas de interés de referencia, hoy en 27,25%. Mientras algunos esperan que las mantenga sin cambios y envíe así una señal de estabilidad en un contexto de volatilidad cambiaria, otros especialistas aguardan un nuevo recorte sin que ello impacte en la inflación.

Quienes apuestan por el primer escenario afirman que es la decisión más prudente en un momento de “agitación local e internacional” . “Lo más probable es que se mantengan igual las tasas”, dijo a Clarín el economista jefe de Econview, Eric Ritondole. “Dejar estable el nivel de tasas no sería contradictorio con la decisión previa de ir reduciéndolas porque hay oportunidad para hacerlo más adelante”, agregó.

En efecto, el Central ya las recortó en dos ocasiones, tras cambiar las metas. El resultado fue un nuevo equilibrio, con un “dólar más caro y tasa más barata”. Según Ecolatina, ese mix favorece un tipo de cambio competitivo, pero también provoca una demanda creciente de dólares. “En el corto plazo, la suba del dólar aceleraría la inflación y contraería el consumo”, señala en un informe. Y eso -añade- “impactará en las demandas de recomposición salarial”.

Mientras el Gobierno busca topear las paritarias en un 15% para todo el año, el billete verde se ubicó el viernes pasado un 15% por encima de su nivel a mediados de diciembre pasado, y encendió alertas de un nuevo rebrote inflacionario, con una variación de un 22,4% anual, por encima del 19,4% estimada en el último REM del BCRA. Por ello, Ecolatina aconseja mantener constante la tasa para “aportar estabilidad en momentos de incertidumbre” y “actuar en forma contracíclica”.

Si a esos datos se suma la incertidumbre generada por el contexto internacional, la decisión que tome Sturzenegger el miércoles podría incidir sobre el tipo de cambio. La divisa minorista cerró la semana pasada a US$ 20,35 en una semana de elevada volatilidad y presión alcista en la que el Banco Nación salió el viernes a ofrecer US$ 400 millones a un precio inferior para frenar la escapada del dólar.

Frente a ese cóctel de variables, Econviews tampoco recomienda bajar tasas. “La política monetaria empieza a estar condicionada por el tipo de cambio, entonces una suba nominal condiciona la posibilidad de seguir bajando la tasa porque aumenta la volatilidad y genera un efecto traslado sobre los precios”, advierte Ritondale.

La bolsa en Wall Street subió el viernes 1,4%, pero perdió casi un 10% desde su récord de enero. La baja impactó a su vez en el Merval, que en la semana cayó 7,6%, y en los inversores locales que salieron a bolsa en EE.UU. La firma de biotecnología Bioceres pospuso la semana pasada su oferta pública inicial (IPO, por sus siglas en inglés) por al menos un mes, ante la negativa del mercado a pagar U$S 10 a U$S 12 por acción.

Pero otros economistas minimizan los vaivenes en el exterior y aseguran que un recorte de tasas favorece el plan financiero del 2018. “El BCRA ya decidió relajar las tasas para que el ministro de Finanzas (Luis Caputo) pueda colocar deuda en pesos y no tanto en dólares“, señaló Ramiro Castiñeira, de Econométrica.

Lejos de alentar la inflación, el analista consideró que la llegada del gradualismo al Central solo hace que los precios bajen a un ritmo menor al previsto inicialmente. “La inflación no afloja porque no es el dólar el que la genera, el proceso inflacionario nace por la creación de dinero para cubrir el déficit fiscal, no por bajar las tasas de interés”, afirmó Castiñeira.

En lo que sí acuerdan las consultoras es que el miércoles no subirían las tasas, ya que de ser así mostraría una “política errática” por parte de la autoridad monetaria. El Ejecutivo la descartó a fines del año pasado, al concluir que el endurecimiento propiciado por la entidad -con tasas que llegaron al 28,75% en las elecciones de octubre- atrajo divisas, pero apreció el peso y profundizó un “sesgo contractivo” en la economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s