Más Noticias

Stanley a los piqueteros: “No cederemos ante extorsiones”

La ministra de Desarrollo Social aseguró que la protesta se levantó “sin que se lleven nada”. El Polo Obrero le apunta a la Rosada

“Queremos 10.000 planes. Y te van a salir baratos. Es 10.000 planes o se acaba el veranito del G20”. En el Gobierno nacional atribuyen la amenaza a Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero y una de las caras del piquete-acampe en la 9 de julio. La habría pronunciado un día antes del arranque de la protesta. La respuesta, siempre según el relato oficial, fue: “Hacé lo que quieras, movilizá”. Belliboni hizo lo que quiso y movilizó. Pero tras casi un día de reclamo en el asfalto, decidió levantar. Según le aseguró a Clarín la ministra de Desarrollo Social nacional, Carolina Stanley, se va “sin nada”. Luego completó el mensaje: “No vamos a ceder a la extorsión de estos grupos. No vamos a volver a la intermediación con los planes. Van a seguir llegando directo a la gente”.

En el Gobierno se preparan para que la semana que viene la protesta se repita. “Nosotros estamos siempre abiertos al diálogo, pero si no cambian su reclamo suponemos que vendrán recargados“, completan en el ministerio con sede en 9 de julio y Belgrano. Y reavivan la grieta: “Antes había cupos para cada organización para que repartan. Ahora cortamos con esa intermediación”.

¿Los porteños deberán resignarse a otros verano complicado en las calles? “Más allá de que estuvieron 18 horas, quedó abierto el Metrobus y un par de carriles de la 9 de julio de cada lado”, se consuela una fuente oficial.

El lunes, apenas pronunciada aquella presunta advertencia de Belliboni, Stanley llamó al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, ahora también a cargo de la seguridad tras la salida del ministro Martín Ocampo por el escándalo del operativo en el fallido River-Boca. Tras esa charla, y acaso en línea con un endurecimiento de la Casa Rosada en vísperas de campaña, se decidió, por ejemplo, frenar micros en Constitución.

En el Gobierno también apuestan al desgaste: “No es fácil mantener un acampe durante varios días. Es caro para las organizaciones. Ellos mueven gente prometiéndole que se van a llevar algo, pero si pasa como ahora que se van sin nada, no es tan simple movilizar”. Y vuelven sobre Belliboni: “Quiere ser candidato y entonces su lógica es mostrar poder de daño en la calle. A los 5 días que asumió Carolina (por Stanley) le habían hecho lo mismo”.

Además del Polo Obrero, en esta última protesta también marchó el sector de Barrios de Pie que aun responde a Humberto Tumini. “Ese sector sigue el eje Tumini-Stolbizer (por la líder del GEN), pero los más duros son los del Polo Obrero”, diferencian en el Gobierno.

Llamativamente para las críticas que se escuchan en público, enseguida en el Ministerio de Desarrollo Social elogian al referente piquetero más kirchnerista de la actualidad: Juan Grabois: “El lo dice siempre, incluso en los medios. Hay que dialogar, porque el conflicto a los que más perjudica es a los pobres que él mismo representa. Si nosotros cedíamos ante la extorsión del Polo Obrero, también hubiese sido un gesto horrible con las organizaciones que dialogan”.

Grabois, ex asesor en el Vaticano y muy cercano al Papa, es uno de los referentes del llamado grupo San Cayetano, llamado así porque arrancó con una multitudinaria marcha hace unos años el día de ese patrono del trabajo. ¿Los otros dirigentes sociales que tienen buen diálogo con el Gobierno? Los enumera un funcionario. “Daniel Menéndez, que se quedó con la otra parte de Barrios de Pie, tras acercarse al kirchnerismo; Emilio Pérsico, del Movimiento Evita; Juan Carlos Alderete, de la CCC; y el “Gringo” (Esteban) Castro, de la CTEP”.

Más allá de este conflicto callejero, que el Gobierno se esfuerza en circunscribir en el marco de una pelea política, en la Casa Rosada no ven ambiente para un diciembre extremo: “Dimos los bonos por la AUH, aumentamos más de lo previsto los planes para cooperativas, reforzamos los comedores. Entendemos que la situación está difícil, pero recorremos los barrios y la propia gente quiere paz, no quiere saquear supermercados”.

Además del conurbano (la gente que acampó venía básicamente de La Matanza y Avellaneda), en Nación miran particularmente un grupo de lugares como posibles focos de tensión: Mar del Plata, Rosario, Tucumán, Santiago del Estero, Concordia y Chaco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s