Más noticias

Reclamos de La Bancaria: El BCRA refuerza la seguridad en los bancos

La medida se dispuso a una semana del feroz tiroteo en el que murió el empleado del Banco Nación de Isidro Casanova, Germán Chávez

El Banco Central dispuso reforzar la seguridad en todas las sucursales bancarias del país. La medida se ordenó a una semana de la muerte de Mario Germán Chávez Torres, un cajero de 31 años del Banco Nación, quien fue asesinado por un disparo en un robo de una sucursal en Isidro Casanova.

El hecho movilizó a los bancarios quienes el lunes pasado realizaron un paro en sus actividades, en solidaridad con la víctima y como reclamo por mayor seguridad. La nueva medida obliga a los bancos a contar con personal físico de seguridad y afecta el uso que se le dará a las cámaras de circuito cerrado. Además, las entidades bancarias tendrán que elevar un informe al Central con un detalle de los empleados afectados a esas tareas.

Según la nueva normativa del BCRA, se «restablece la obligatoriedad de que todas las entidades cuenten con la presencia física de personal de seguridad en sus sucursales». Según dicen, al menos una persona «deberá vigilar los accesos al local, las cajas de atención al público, el ingreso al tesoro y las terminales automáticas ubicadas dentro del salón de atención al público».

Las cámaras de las sucursales deberán observar la calle, las cajas y el ingreso del personal y el público. Deberá quedar registrado todo espacio donde se traslade y atesore dinero, ya sea el interior del tesoro blindado, las cajas de seguridad de alquiler o las terminales automáticas.

«Esta medida surge en respuesta a los lamentables hechos ocurridos en la sucursal de Isidro Casanova, y en el marco de la Comisión Permanente de Seguridad Bancaria restablecida el 4 de febrero», señala el comunicado del BCRA, en el cual establece que el Directorio presidido por Miguel Pesce dispuso «reforzar las medidas de seguridad que las entidades deben garantizar en todas las sucursales bancarias».

De acuerdo al comunicado, «se trata de una medida inmediata que busca restablecer y mejorar, como primer paso, las condiciones de seguridad para los usuarios y los empleados bancarios».

Por último, los bancos tendrán que presentar un informe al Central que acredite la cantidad de personal asignado por sucursal junto con el detalle del plan de seguridad elaborado por cada banco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: