El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró que “no existe ningún tipo de medida judicial” para que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no cumpla con el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que dictó el Poder Ejecutivo Nacional y que suspende la presencialidad en las aulas ante la crisis epidemiológica y sanitaria por la segunda ola de la pandemia, al tiempo que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, lamentó la utilización “electoral” de la situación por parte del alcalde porteño.

El ministro de Educación remarcó que, a diferencia del DNU anterior -el 241/2021 del 16 de abril-, que fue judicializado por el Gobierno porteño, en el caso del último DNU -287/2021 del 1 de mayo- “no existe ningún tipo de medida judicial” por la cual el Gobierno porteño no tenga que cumplir el nuevo DNU firmado por el presidente Alberto Fernández.

En el mismo sentido se expresó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien interpretó en la decisión del jefe de Gobierno porteño de diferenciarse una intención electoral.

“Cuando ocurre una crisis, es el peor momento para especular electoralmente”, reflexionó el Gobernador bonaerense en referencia a la actitud que tomó Rodríguez Larreta.

Agregó que «institucionalmente» le parece «grave» la actitud, pero en «lo personal» dijo que le parece aún peor, precisamente porque esta especulación electora se da en un momento en el que hay un sistema sanitario estresado por la demanda de atención y de camas, con contagios que no paran de aumentar.

En diálogo con El Destape Radio, Kicillof sostuvo que «es un pésimo momento para agregar incertidumbre sobre la angustia de la gente».

Apuntó también que «(el presidente) Alberto (Fernández), (la ministra de Salud) Carla (Vizzotti) y todo el equipo de salud se reúnen con especialistas del más alto nivel», así como también lo hace él mismo en la Gobernación, «con el comité científico».

«Pero no se quién asesora allí», dijo Kicillof respecto a la Ciudad de Buenos Aires.