Víctor Aiola: “El radicalismo tiene que ser protagonista en 2023”

En diálogo con GRUPOLAPROVINCIA.COM, el intendente de Chacabuco ponderó la aparición en escena de Facundo Manes y dijo que la UCR tiene “ganas de hacerse cargo” en una situación muy delicada en lo económico. También destacó las obras realizadas en el distrito a lo largo del año, a pesar de las dificultades.

–¿Qué balance puede hacer de este año 2022 en materia de gestión municipal, teniendo en cuenta que fue un año económicamente delicado para la Provincia?

Fue complicado para la Provincia y para todos los argentinos, con una inflación que seguramente a fin de año va a pasar las tres cifras. Un año complejo desde el punto de vista económico, pero también muy productivo desde el punto de vista de los proyectos que teníamos en la ciudad para implementar, que habían sido interrumpidos por la pandemia. Pudimos empezar a concretar algunos proyectos importantes, como la realización de las bicisendas, que es un adelanto importante; el primer edificio autosustentable, con paneles solares, que es un paso importante con respecto al ambiente; y empezar a construir el hospital materno infantil, que era un sueño que se interrumpió por la pandemia y tiene que ver con apostar a la vida después de todo lo que pasó.

Seguimos, obviamente, trabajando mucho en el mejoramiento de la prestación de servicios públicos. Realizamos el año pasado una inversión cercana a los 300 millones de pesos en maquinaria. Sacamos un crédito del Banco Provincia que nos sirvió un montón. En momentos complejos y difíciles pudimos llegar a un buen acuerdo en paritarias con nuestros trabajadores, abonar el sueldo en tiempo y forma y también crecer como ciudad. Estamos trabajando en muchos lugares, llevando iluminación LED, con un plan muy ambicioso que tenemos de hacer el cambio de luces de sodio por luces LED en toda la ciudad. También cerramos un convenio para el servicio de hemodinamia en el hospital municipal, que es importante porque nos permite resolver, tanto desde el punto de vista diagnóstico como terapéutico, la patología obstructiva cardiovascular en nuestra ciudad, sin tener que derivar a nuestros vecinos a otras ciudades.

Con mucha actividad también desde el punto de vista de cultura. Trabajamos mucho durante todo el año con las localidades, estimulando el turismo rural. Las localidades tienen poblaciones que son demográficamente envejecidas y no hay mucha oportunidad para los jóvenes, y post pandemia el turismo rural y gastronómico ha hecho un boom, entonces estamos trabajando mucho con todas las localidades que tiene el partido, con muy buena respuesta tanto de los vecinos de la ciudad como de ciudades vecinas.

Así que contento, porque estamos terminando un año con mucho trabajo y con muchos logros, en un momento en el que económicamente es bastante difícil manejar el municipio, porque, como pasa en una casa, en una familia, nosotros tenemos un montón de gastos que tienen que ver con educación, con salud, con transporte, servicios públicos, y esas cosas también al municipio le aumentan: el gasoil, los repuestos para maquinarias, que no se consiguen.

Estamos también trabajando en la puesta en marcha del primer transporte público en Chacabuco. Es un proyecto que venimos trabajando hace tiempo. Va a haber tres líneas de colectivo que van a interconectar los distintos puntos de nuestra ciudad cabecera. Seguramente lo vamos a poder concretar para antes del inicio escolar del año que viene, porque queremos darles movilidad accesibilidad a los chicos para concurrir a las escuelas, y un poco también para darle una alternativa al uso de motos, que es un tema en las ciudades del interior. Las familias usan mucho las motos y por ahí van más de uno arriba, lo cual supone un riesgo para sí y para terceros. Entonces, al existir una alternativa, que es el transporte público, suponemos que eso va a hacer disminuir el uso de este tipo de transporte. Y también, sobre todo, para los adultos mayores, que tienen que venir al médico, ir al hospital. Un remís tal vez es caro, y entonces el transporte público, obviamente subvencionado por el Estado municipal, les va a dar más libertad a los abuelos y a las familias para trasladarse dentro de la ciudad.

–Pensando ya en el próximo año, en las elecciones que están prácticamente a la vuelta de la esquina, ¿cómo analiza la situación actual de la Unión Cí­vica Radical (UCR) a nivel provincial específicamente, dentro de la coalición opositora?

El radicalismo tiene un camino que empezó Daniel Salvador en 2015 y hoy lo continúa Maxi Abad. Obviamente estamos todos, no solamente Maxi, sino también el espacio de Evolución, el espacio de Posse. Hay muchos actores involucrados. Si bien hay diferencias conceptuales en algunas cosas, todos tenemos un común denominador, que es que el radicalismo tiene que ser protagonista de este nuevo proceso que se va a iniciar a partir de 2023, tanto en Nación como en Provincia. Y que esta vez estamos en una situación totalmente, distinta, porque la llegada de Facundo Manes a la política le trajo un aire de esperanza, de saber que podemos lograr cosas importantes, sobre todo, para nuestros bonaerenses, nuestros vecinos. En la última elección Facundo ha sacado un número muy considerable de votos y tiene el acompañamiento de la gente. Así que bueno, nosotros estamos para ser protagonistas y obviamente, la cosa se definirá en internas si es necesario, pero tenemos muchas ganas de hacernos cargo de esta situación tan compleja que viven los argentinos, de trabajar para mejorarles la calidad de vida y para darle un vuelco a esto que evidentemente es una situación muy compleja. Tenemos un 60% de pobreza infantil, un 15% de indigencia, la educación está en terapia intensiva, tenemos un montón de problemas muy importantes. Ni que hablar de la inflación, de la disparada del dólar, de las retenciones a la gente del campo… Todas esas cosas hay que cambiarlas, hay que tener determinación, y el radicalismo bonaerense tiene los equipos de trabajo preparados, viene trabajando también con la Fundación Alem en proyectos para poder cambiar todas estas situaciones que nos apenan.

–¿Qué mensaje les quiere dejar a los vecinos de Chacabuco?

Más allá de cualquier tipo de manifestación, hoy los vecinos están bastante enojados con los políticos, no con la política, porque los políticos no le vienen resolviendo los problemas a la gente hace bastante tiempo. Entonces, hoy el vecino cree no en la foto, no en el video, no en la imagen, sino en lo que se hace en forma concreta; no en lo que se promete sino en lo que se cumple, lo que se hace, lo que llega al barrio. Nuestro mensaje es que nosotros estamos enfocados en trabajar, en hacer, en cumplir con los proyectos que tenemos y en volver a mejorar el vínculo entre los políticos y la gente, y saber que la palabra y las obras realizadas tienen un valor enorme. Ese camino estamos transitando y estoy seguro de que eso va a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos.

Fuente: www.GrupoLaProvincia.com