Más noticias

Avances

Por MARCELO ELÍAS.- La asunción de Hernán Lacunza como ministro de Hacienda ha generado una sensación de tranquilidad y disparado algunas movidas políticas que se pueden calificar de positivas

Por Marcelo Elías (*)

La definición sobre el valor del dólar y el cuidado por su impacto en la inflación y como consecuencia en nuestros bolsillos, acompañada de la ratificación del acuerdo con el FMI y los números fiscales, tranquilizan.
La necesidad de que todos los niveles de la administración pública hagan un esfuerzo para sostener medidas destinadas al alivio de muchos sectores es un toque de realismo, que, más allá de las quejas de los gobernadores e intendentes, también tranquiliza.

Los trascendidos sobre sus charlas con el Presidente donde habrían coincidido que la prioridad es la estabilización y el ejercicio de la presidencia, antes que la campaña y la candidatura, más lo dicho a sus pares del gabinete, tranquiliza.
La convocatoria a los economistas de las otras fuerzas políticas y la respuesta positiva de éstas, incluso el reconocimiento de Alberto Fernández a su capacidad, son noticias que tranquilizan.


Estoy seguro que por debajo de estas movidas tranquilizadoras y positivas se deben estar produciendo otras acciones en la misma dirección.
Como ya he planteado, nada de esto debe reducir el margen de maniobra del candidato más votado en las PASO, nadie se lo puede demandar y mucho menos imponer.


Sin embargo, aprovechando las movidas que Los Fernández han realizado en favor del expresidente Lula, se me ocurre que, salvando las distancias, lo podrían imitar.


Me refiero a la actitud que tomó Lula en la transición con Enrique Cardozo, en aquel momento respaldó un programa de 30000 millones de dólares que el Presidente saliente había firmado con el FMI.


Sin llegar a eso, sin pretender un Pacto de la Moncloa en medio de una campaña donde se exponen fuertes diferencias, podría, como le ha sugerido el presidente Macri, realizar un viaje al corazón de los llamados mercados. 
Como sabemos, más allá de las simpatías o preferencias, sus conductas, sea cual sea el plan o la orientación económica que tome este u otro Gobierno, impactan fuerte en nuestra economía y en nuestras vidas.

(*) El autor es exdiputado provincial. Acción para el Desarrollo, Bragado.Dirigente de “Juntos por el Cambio” de la provincia de Buenos Aires.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s