El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó este martes que «la vacunación viene marchando no rápido, sino rapidísimo» y aseguró que «si hay que sacrificar algo» prefería «sacrificar actividades y no vidas de las y los bonaerenses».

«A seguir cuidándose, que con el esfuerzo se llega a la meta, lo logramos en el conurbano, lo vamos a lograr en el interior; es cuestión de ser solidarios, de pensar en el otro, de no salvarse uno sino ayudar y colaborar», expresó Kicillof durante un acto en el que puso en marcha la nueva estación central de bombeo cloacal del municipio bonaerense de Junín.

«Cuando vienen vacunas, vacunamos, no quiero que se haga discusión con lo que no es discutible, y si no me equivoco acá en Junín tenemos 43 mil vacunados con primera dosis, con 93 mil habitantes y si te fijás como está la región, estamos hablando de más del 40 por ciento de vacunados, lo que es un privilegio enorme», dijo Kicillof

Remarcó que «en el planeta no se alcanzó ese porcentaje» de vacunación que «se alcanzó en Junín» y que «se alcanza en la provincia de Buenos Aires».

«En cuanto a las restricciones, hicimos un esfuerzo muy grande, a todos nos gustaría no tener limitaciones, ni tener pandemia», apuntó el Gobernador, quien envió un «abrazo sentido a los familiares de los 300 fallecidos por coronavirus de Junín».

El mandatario bonaerense afirmó que «es importante seguir vacunando» y recordó que si se quieren tener «menos restricciones o eliminarlas más rápido, hay que tener cuidados».

«Por eso le digo intendente controle a su pueblo, impida que esos contagios crezcan, respetemos las reglas y normas», apuntó.

«Si hay algo que sacrificar, prefiero sacrificar actividades y no vidas de los y las bonaerenses. Hay que seguir cuidándose, que con el esfuerzo se llega a la meta, lo logramos en el conurbano lo vamos a lograr en el interior», concluyó.