Más Noticias

Macri y el PROgresismo

Por Marcelo Elías.- En el 2017 la economía creció cerca del 3%, esto no pasaba desde el 2012. Medido en diciembre de ese año, hay 55000 empleos en blanco  más que ese mismo mes de 2015

Por Marcelo Elías (*)

A pesar de estos datos duros, se escuchan voces que hablan de recesión y de destrucción de puestos de trabajo.

Todos los dirigentes de los movimientos sociales reconocen que el gasto o inversión social creció, algunos además dicen que la ministra Stanley es mejor ministra que Alicia Kirchner. A esto debemos sumar la ley de emergencia económica y, pese a lo que digan algunas voces como la de los obispos,  la reducción de la pobreza.

A pesar de esto, los movimientos sociales movilizan sus ciudadanos “cautivos” para enfrentar al “gobierno de los ricos y la dictadura de Macri”. El abanderado de estas incoherencias es Juan Grabois.

El 80% de las importaciones fueron de bienes de capital o insumos para la industria Argentina. Sólo el 20 correspondió a bienes de consumo. De las exportaciones el 30% fueron de origen industrial.

No obstante hay agoreros que vociferan que tenemos una avalancha de productos importados para el consumo y que nuestras exportaciones son solamente de productos primarios.

El estado acaba de realizar una compra de medicamentos en 300 millones  de pesos  que le pretendían vender en 1800, además el PAMI lidia con las cámaras de laboratorios farmacéuticos para ahorrar alrededor de 3000 millones de pesos en el 2018.

Estas son acciones concretas destinadas a bajar el gasto público sin afectar a los que menos tienen.

No parecen típicas de un gobierno de derecha como se escuchas decir desde las tribunas “progres”.

Asistimos a la expansión del crédito hipotecario más importante desde los años 50, una política destinada a beneficiar a miles de argentinos que reemplazan el pago del alquiler por una cuota que los convierte en propietarios.

No creo que se pueda decir que esto es redistribución regresiva de la riqueza.

Esto se da en medio de dificultades y situaciones complejas, frutos de muchos años de desequilibrios y alteración de los precios de la economía. Nos da una idea de lo que decimos que las tarifas subieron en 10 años un 30% contra una inflación de 1300%.

Podemos agregar como buenas noticias el record de venta de autos, de ventas de propiedades y el aumento sostenido del consumo de carne vacuna, además del record turístico de la temporada estival, que también se manifestó en los últimos fines de semana largos.

A esto sumamos una agenda que incluye, entre otros temas,  la paridad salarial, la ampliación de la licencia por paternidad, el debate sobre la legalización del aborto, el blanqueo laboral y  la promoción de las energías renovables.

Mientras algunos reclaman bajar impuestos, aumentar el gasto y achicar el déficit, y otros demandan bajar impuestos y achicar el gasto de manera inmediata;  el gobierno sigue haciendo cambios, evitando ansiedades y movimientos bruscos que pueden alterar la paz social.

(*) El autor es dirigente de “Cambiemos” de la provincia de Buenos Aires, oriundo de la localidad de Bragado. Ex diputado provincial. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s