Más Noticias

La historia secreta de una semana caliente por la suba del dólar

Por MARCELO BONELLI.- Movidas en el Gobierno ante el temor de la semana

Por Marcelo Bonelli -para Clarín-

En la Casa Rosada hubo nerviosismo y Marcos Peña utilizó su teléfono rojo para cruzar llamadas con Nicolas Dujovne.

Hubo un encuentro entre ambos y Dujovne fue el encargado de hablar claro con Guido Sandleris.

El jefe de Gabinete estaba inquieto por la inesperada alza del dólar: el miércoles superó los 41 pesos, y tuvo su quinta suba consecutiva.

Marcos Peña intentó quitarle dramatismo, pero fue contundente al sugerir la necesidad política de frenar la incipiente alza del billete.

Guido Sandleris acató la directiva de inmediato: un par de horas después, volvió a aplicar una “sobredosis” monetaria para frenar al dólar. Ayer la ratificó con otra abrupta suba en el costo del dinero.

La instrucción obedece a una clara necesidad de campaña: la Casa Rosada teme que una nueva inestabilidad del billete perjudique en forma definitiva la reelección de Mauricio Macri.

Ocurrió el jueves y en medio de llamadas inquietantes , incluso desde Hanoi. El Presidente estuvo – como corresponde – al tanto de todo, aunque ocurrió algo insólito: para minimizar la situación los canales de comunicación de la Casa Rosada dijeron que Macri no fue notificado, para no mortificarlo en la gira.

Pero Peña estuvo muy activo, durante la ausencia del Presidente. Su hiperactividad provocó un fuerte encontronazo con Gabriela Michetti, celosa porque está formalmente a cargo del Ejecutivo. Voceros de la vicepresidenta lo desmienten.

La reacción fue rápida y refleja una preocupación de la conducción política del gobierno: no dejar solo en manos del BCRA la herramienta cambiaria, un tema clave para la reelección.

Macri erró inicialmente y delegó su estrategia -desde que asumió- en Federico Sturzenegger. Todo terminó en una corrida agravada por los dogmas y la mala praxis del ortodoxo economista.

El Presidente después puso toda su confianza en Luis Caputo. Los equipos de marketing bautizaron a “Toto”, como “el Messi de las finanzas”. Unas semanas después lo tuvo que despedir a pedido de Christine Lagarde y la insistencia de Dujovne .

Ahora la Casa Rosada no quiere sobresaltos, ni atar su suerte política a las interpretaciones únicas del BCRA. Las decisiones fueron consensuadas entre Peña, Dujovne y Sandleris.

La alarma sonó, por otra cuestión: lo que ocurrió en el mercado no era lo que Sandleris prometió que iba a ocurrir en informes reservados para Macri.

El jefe del BCRA informó -en esos papers de enero- que la actual política monetaria y cambiaria aseguran la “pax del dólar” hasta las elecciones.

Pero unas semanas después hubo un sobresalto. Cambiemos no quiere que haya espacio para la duda.

Para los banqueros, Sandleris cometió el error de bajar la tasa abruptamente en enero. También la situación refleja una limitación de la nueva estrategia: no hay mucho espacio para reducir el costo financiero y oxigenar la economía.

Ahora la abrupta suba en la tasa de interés aplacó al billete, pero le pone más freno a la reanimación que pretende el Palacio de Hacienda.

Dujovne ya había estado tratando el tema con Peña. El ministro insistía hace unas semanas que la rebaja de las tasas debía ser mas cauta pero el Banco Central jugó a la “independencia”.

El ministro fue contundente : “Estos movimientos del dólar son lógicos, está todo bajo control”.

Para el BCRA también fueron varios banqueros los que impulsaron la suba: los tienen individualizados y habría sido porque están molestos por las limitaciones para invertir en Leliq.

Pero el mercado opina otra cosa: el clima se enrareció porque el gobierno no da señales concretas de contener la inflación. En febrero el piso sería 3,3 %.

Dante Sica habló en la reunión de COPAL. Mostró una visión exageradamente optimista, que ningún empresario comparte.

Afirmó el titular de Producción: “ Ya se empezó a ver la recuperación.” Los informes de COPAL lo desmienten y los datos de la UIA también. El martes se reúne la cúpula fabril para evaluar la situación. El borrador es durísimo. El paper sostiene que “no hay recuperación en el primer trimestre”.

Hay muchos empresarios que están decepcionados con la Casa Rosada. Entre ellos el propio Nicolás Caputo, íntimo amigo del Presidente.

“Niki” mantiene sólida la relación personal con Macri . Pero no oculta en reuniones sus fuertes diferencias con la orientación política y económica de la Casa Rosada.

Esto lo conoce todo el mundo de los negocios, porque el “hermano del alma” del Presidente lo manifiesta claramente desde diciembre.

También en el movimiento empresario surgió un dato clave: Roberto Lavagna ya confirmó que lanzará su candidatura en marzo.

Ocurrió en un encuentro reservado. Estaban Eduardo Duhalde, Rodolfo Gil, Julio Bárbaro y algunos empresarios.

El ex ministro dijo sin dudar: “Yo voy a jugar en marzo”. Esa impresión se llevó Roberto Cardarelli del encuentro con Lavagna. El emisario del FMI cenó anoche con un grupo selecto de economistas y hoy se ve con Dujovne.

El burócrata va a dar vía libre al giro de fondos para Argentina.

Cardarelli admite en la intimidad que el apoyo del FMI es una contribución de Washington para lograr la reelección de Macri.

Pero vuelve esta noche inquieto: al FMI le preocupa que Macri -en todas las encuestas- tenga un fuerte rechazo, incluso superior al de Cristina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s